Un cambio esperado

Jueves, 18 de Diciembre de 2014
A A A

Tenemos nuevo presidente en el fútbol peruano. Edwin Oviedo asume por cuatro años el reto de sacar adelante a una colectividad que vive un momento difícil, muy complicado. El reto no es sencillo, hay mucho por hacer y la situación lo toma un poco de sorpresa porque hasta hace un mes este era un escenario impensado, no estaba en sus planes siquiera postular. 

Refundar el fútbol local no pasa por el tema de conseguir un buen entrenador y, tras un milagro, ir al mundial. Lo importante es que el nuevo titular federativo es un empresario, lo que asegura alguna capacidad de gestión. Con casi la mitad de los clubes de Primera y Segunda quebrados, con un fútbol de menores colapsado y un trabajo de selecciones a todo nivel que no es integrado, lo elemental para empezar es crear un conjunto de normas que garanticen ir depurando todas y cada una de las esferas que conforman el balompié peruano. Apuntar a consolidar clubes serios e ir desterrando poco a poco a los equipos informales, básicos. 

Las primeras medidas anunciadas por Oviedo y su directiva asoman interesantes: gerenciar la FPF, acercarse al gobierno, con el cual no tiene que existir una barrera invisible de intangibilidad, sino un puente de cooperación. Paralelamente a ello, está el manejo de la selección adulta, cuya conducción a manos de Pablo Bengoechea tendrá un relevo que es saludable. La selección no resuelve un solo problema de nuestras estructuras, en el mejor de los casos, puede disimularlo, pero es un tema que genera optimismo o depresión en la opinión pública, según el caso. Hay que buscar un profesional capaz, reconocido y experimentado que genere confianza, por más que intentar ir al mundial sea un tema más que secundario, en el que probablemente no tenemos posibilidades de éxito inmediato.

Saludamos entonces la victoria de Oviedo, como lo hubiésemos hecho ante un hipotético triunfo de Federico Cuneo, un digno rival que también tendrá seguramente mucho por aportar. El fútbol peruano vive, respira y espera hoy con alguna fe, abandonar en un tiempo no tan lejano el respirador artificial.

Carlos Univazo

Dirección Ovacion.pe

@carlosu67

TAGS:

Comentarios