Hinostroza: "En Aurich no hay tiempo para lamentos ni relajos"

Martes, 12 de Septiembre de 2017
A A A

Paulo Hernán Hinostroza dijo que, si bien fue una decisión complicada, llegó a Juan Aurich con la consigna de salvarlo del descenso. El volante es consciente de la situación aunque confía que con su entrega y compromiso dejará al 'Ciclón' en Primera.

de 2

- ¿Llegar al Aurich significó un reto en tu carrera futbolística?

- Fue una decisión complicada por la situación que atraviesa el equipo, pero mi vida esta llena de retos y la acepté, decidí venir y daré lo mejor.

- ¿Hay material en Aurich para salvar del descenso?

- Claro, caso contrario no hubiera venido. Hay mucho compromiso de parte de todos, se siente y la verdad me compromete a esforzarme más para lograr el objetivo. Ya hubo un cambio contra Cantolao y solo está en nosotros en ganar y ganar. No hay tiempo para los lamentos, el chip tiene que cambiar desde el entrenamiento.

- Las finales no se empatan, se ganan...

- Es un dicho para nosotros, pues nos quedan 36 puntos en juego. Todos los partidos serán la vida, la gloria, porque Chiclayo merece tener fútbol profesional. Si no se puede sumar de a tres, un punto también suma, hay que considerarlo.

- Unión Comercio viene dolido con cambio de técnico, perdieron de local. ¿Ganar es la consigna?

- Es un rival directo al que tenemos que ganar para acortar distancias porque vamos a tener oportunidades de sumar en otros momentos. Jugaremos con el 'cuchillo entre los dientes' porque de aquí en más no hay margen de error. Depende de nosotros para seguir en Primera.

- ¿Qué le dirías a la hinchada?

- Que nos apoyen, sé que en estos momentos todos te dan la espalda, pero eso no sucede con los hinchas del Aurich, porque veo el face y hay gente que sí confía en nosotros. Es importante que nos alienten, porque de no ser así, vemos la negatividad y eso se transmite e influye, así que todos tenemos que empujar a un mismo lado. Este jueves los esperamos en Olmos.

- Se te vinculaba siempre en el mundo del espectáculo pero, ¿eso ya quedó en el pasado?

- Entendí que para todo hay tiempo y cuando tengo libre estoy con mis amistades, pues los futbolistas no somos robots, somos seres humanos, aunque todo con tranquilidad para divertirse. Pero, ahora estoy recontra concentrado en salvar al Aurich de la baja, porque debemos darle una alegría a Chiclayo, aparte, no nos conviene descender, porque no es bueno para nuestra imagen. No hay tiempo para relajarse.

- A tus 23 años has tenido la oportunidad de jugar en varios equipos, obteniendo una basta experiencia...

- Jugué en Alianza Lima, San Martín, FBC Melgar, dos años en el Zulte de Bélgica, en fin, empezar mi carrera a los 17 años fue importante en mi vida porque crecí jugando al fútbol.

- ¿Maduraste rápido?

- Fue complicado al comienzo porque salí de Alianza Lima a los 17 años y me fuí a Europa. Me hicieron madurar rápido, pero luego tomé la decisión de regresar al Perú.

- ¿No te arrepentiste?

- Para nada, pues en San Martín tuve cuatro llamados a la Selección con el 'profe' Bengochea, fue importante en mi carrera.

- ¿Qué significó jugar la Europa League?

- Fue hermoso, pues recuerdo que jugamos contra PSV y recibí propuestas de Portugal y España, pero el club no quiso cederme. Fue una experiencia muy bonita.

- ¿Obtuviste logros importantes en tu carrera?

- Campeonatos con Melgar, finales... en fin, Dios me dio la oportunidad de jugar torneos importantes y creo que seguiré en ascenso.

-Con la continuidad que vayas teniendo, ¿no es una utopía pensar en la Selección?

- Para nada, me tengo fe que volveré algún día. Pero ahora, hay que darle buenas vibras en estos momentos a la Selección que la necesita para las dos finales que jugaremos con Argentina y Colombia.

- A muchos jugadores les ha pesado la sombra de su papá, contigo no ocurre eso por lo del "Churre"?

- Gracias a Dios no, me vengo haciendo un nombre por mi mismo. Al comienzo, entraron las comparaciones, pero hay diferencias. Mi papá es mi héroe, mi ídolo, lo admiro mucho, pero somos diferentes, yo soy Paulo Hernán.

TAGS:

Comentarios