119 años, la vida en azul y blanco

Por Edú Sobrino (*)

Es tu aniversario y hoy, como todos los días de mi vida, solo quiero agradecerte. No sé cómo explicarlo, pero leer, escuchar o decir esas dos palabras que conforman tu nombre, me alegran la vida. No sabría explicar tampoco por qué te amo tanto, solo sé que desde que tengo uso de razón, estabas conmigo, ya en mi corazón y listo para emprender el camino, juntos. El pueblo es tuyo porque lo representas, porque te hiciste grande luchando y ganando las batallas que da la vida y hasta la batalla que nos planteó la muerte.

El fútbol fue la excusa perfecta para que entres a nuestras vidas, al corazón de la gente, al corazón del Perú. Tu historia, tradición y alegría creó una hermandad, nos volvió íntimos, los íntimos de La Victoria, aquellos que están unidos por los colores azul y blanco, la familia más fiel y popular que ha dado el país.

En este largo camino, por ti conocimos el amor verdadero y el significado de la alegría, además nos demostraste que el corazón blanquiazul siempre será más grande y fuerte que el dolor y el sufrimiento, y así nos contagiaste a siempre dejarlo todo por alentarte, por acompañarte, por hacer de Matute nuestro templo, aquel mágico lugar donde el tiempo se detiene y la felicidad de estar contigo supera todo lo antes vivido.

Tu grandeza y popularidad trasciende a los éxitos conseguidos en el campo, eres lo más grande porque supiste junto a tu gente, superar de pie y con valentía los problemas y los malos ratos, porque el blanquiazul fue, va e irá siempre al frente, unidos, con hidalguía y orgullosos de una identidad única, que se mantiene viva y más presente que nunca.

Ya son 119 años, no es poco ni tampoco suficiente para seguirte amando todos los días que la vida me deje estar contigo, con la misma emoción y alegría que me embargo al conocerte. A la vida, las gracias por Alianza y a Alianza las gracias por la vida. El sentimiento que no tiene explicación, la vida en azul y blanco que eligió seguir mi corazón.

(*) Conductor del programa Los Renegrones

Comentarios