Psicólogo de Alianza: "Hemos encontrado a un equipo de trabajo dispuesto a aprender"

w

José Mena Campbell, psicólogo de Alianza Lima, habló de diversos temas en una extensa entrevista con la prensa del club íntimo y sostuvo que se ha encontrado con un grupo de trabajo con muchas ganas de aprender y desarrollarse tanto en el plano personal como profesional. 

A continuación reproducimos la entrevista a José Mena: 

¿Qué sensación tienes luego de estas primeras semanas de trabajo de manera presencial? 

La percepción es muy positiva, estamos muy contentos de estar acá. Hemos encontrado a un equipo de trabajo dispuesto a aprender, mejorar y desarrollarse en el plano personal, lo cual facilita nuestro trabajo. 

¿Cuál es la diferencia entre trabajar con un plantel de fútbol profesional o hacerlo con un equipo de otro deporte?

Tiene variables muy especiales, sobre todo equipos como Alianza Lima que son tan importantes en su país. De alguna manera complica porque las variables van engranando de alguna manera y generan fenómenos psicosociales cada vez más complejos. Hoy tenemos algunos aspectos que no eran parte del escenario futbolístico, como las redes sociales, que pueden afectar el rendimiento de un futbolista, y tenemos otras que, con la experiencia del cuerpo técnico, las manejamos de una mejor manera. Estamos muy cómodos por la calidad humana que tenemos dentro del equipo. 

¿Cómo se aborda a un equipo que tiene jugadores que están en diferentes etapas de desarrollo?

Tenemos tres grandes sistemas de trabajo. Uno es el individual, a partir del cual trabajamos de manera distinta con cada uno de los integrantes del equipo, pues tenemos jugadores que recién están empezando y otros que ya tienen experiencia. Cada persona es única e irrepetible, y así trabajamos. Luego generemos grupos de trabajo; por ejemplo, los jóvenes, los líderes, los mayores, etc. Y estos mismos grupos los dividimos de otra manera; por ejemplo, unimos a todos los jugadores de una misma posición. Finalmente, tenemos el trabajo con todo el grupo. Con nuestras herramientas aportamos para que el grupo se transforme en equipo y se marque la diferencia. Planteamos objetivos y metas comunes donde cada uno tiene que trabajar en su área para así poder lograr el objetivo colectivo. 

¿Cómo es la dinámica con los jugadores?

La psicología de la actividad física aplicada al deporte ocurre en la cancha. Yo converso con los jugadores en el lugar de los hechos, ellos se están acostumbrando a conversar con un psicólogo con los chimpunes puestos, algo que no es común. También me reúno con ellos en la oficina, pero por los protocolos de bioseguridad no lo estamos haciendo. Por ello, estamos usando las herramientas tecnológicas para acercarnos más al jugador. Personalmente, creo que el contacto con el jugador es una necesidad del día a día.

¿Cuán importante es establecer la relación de confianza entre el psicólogo y el deportista?

Es fundamental. Acá he tenido una recepción maravillosa. Si bien la psicología del deporte, especialmente en el fútbol, ha logrado entrar con fuerza en los últimos años, aún no se posiciona como debería ser. Estoy seguro de que, dentro de algunos años, el psicólogo será una pieza más en el comando técnico. La primera persona que confía y entiende mi trabajo es Mario Salas. Él, como el líder que es, me entrega un espacio, una libertad y una responsabilidad que las utilizo de la mejor manera posible. Cuando el jugador obtiene resultados luego de haber trabajado en el aspecto psicológico, entiende la importancia y cuánto le puede aportar este apoyo.

¿Un jugador que trabaja la parte psicológica tiene ventaja sobre otro que no lo hace?

Una forma de darse cuenta es con los jugadores de más experiencia. Los que entienden el difícil camino que se recorre como futbolista profesional son los que más comprenden esta herramienta dentro de su proceso.

Para construir un equipo ganador, ¿el tema mental es igual de relevante que otros aspectos? 

Estoy convencido de que mi aporte ayudará a cumplir el objetivo que nos planteamos como equipo. Tener habilidades psicológicas es igual de importante que entender lo que pide el entrenador en el esquema táctico. Si tengo una gran calidad técnica, no sirve de nada si entro al campo pensando en algún tema que no me permite desenvolverme de la mejor manera. Uno realiza la división futbolística entre lo técnico, táctico, físico y psicológico para entender el proceso y trabajarlo, pero en realidad todo ocurre al mismo tiempo. Por lo tanto, hay que trabajar de la misma manera, integralmente. 

El tema mental en el campo, ¿incide en un partido o es más de respuestas emocionales de los jugadores? ¿Se puede medir? 

Son variables que van ocurriendo a lo largo de la temporada. Por el tema que estamos viviendo, se podría decir que estamos en una pretemporada, en la cual trabajamos aspectos fundamentales como la motivación. Luego, van ocurriendo momentos dentro del proceso que son puntuales y hay que abordarlos de la mejor manera. Por ejemplo, con los jugadores lesionados se trabaja de una manera específica. Luego, a mitad de temporada, mediremos si hemos avanzado con respecto a los objetivos y los reevaluaremos; en caso se tenga que hacer algún cambio, los restableceremos. 

A partir de condicionantes positivos con respecto a su entorno, ¿existen equipos o jugadores más fuertes mentalmente? 

La parte psicológica se trabaja y se entrena. Como yo no intervengo de manera directa en el entrenamiento, con el cuerpo técnico participamos de manera muy activa. Nuestra preparación tiene un alto componente de exigencia psicológica. Generamos una curva psicológica, así como se genera una curva física. Por ejemplo, si jugamos el domingo y el sábado bajamos la carga física, lo mismo hacemos con la carga psicológica. Entendiendo y dando importancia a cómo funciona la psicología dentro de la cancha, no se complica mi trabajo porque todo está alineado. Nuestras prácticas tienen los componentes que queremos que ocurran en la cancha. Les explicamos a los jugadores qué pedimos psicológicamente de ellos y qué tipos de características les vamos a exigir. Si es que las tienen, las van a reforzar; si no las tienen las entenderán como una oportunidad de mejora y las van a tener que adquirir. 

Uno mira a los grandes campeones del deporte y observa que no se cansan de plantearse retos. ¿La psicología ayuda a desarrollar esto o es algo innato en este tipo de atletas? 

No creo que sea algo innato, probablemente son herramientas que han adquirido mediante su proceso formativo. No olvidemos que hay jugadores que, aunque tengan 20 años, llevan 10 años de profesión. Un jugador lleva adquiriendo un sinfín de habilidades. Si bien las obtuvo a muy temprana edad, luego las consolidó durante el proceso de formación. Lo que nosotros intentamos hacer es disminuir la incertidumbre y que los jugadores sepan lo que están haciendo, lo cual se traducirá en el campo de juego. No tengo ninguna duda de que esto ocurrirá en el equipo. 

De allí que el trabajo psicológico en menores sea fundamental.

Es muy importante. El equipo de trabajo de menores está realizando una impecable labor, me gusta mucho su manera de trabajar y soy cercano a ellos. Dentro del cuerpo técnico del primer equipo nuestro rol es ser pro institución. Queremos marcar que somos parte de esta institución y una de nuestras formas de hacerlo es ayudar con nuestra experiencia al desarrollo del club en todas las áreas en las que podamos aportar. En lo que a mí me corresponde, y sabiendo que yo recibiré jugadores de las canteras, estamos aportando lo mejor posible. 

¿Cómo fue tu acercamiento a la psicología deportiva?

Mi conexión con el fútbol viene desde antes de nacer. Mis abuelos jugaron fútbol de manera amateur, vengo de una familia ligada al deporte. Desde muy chico fui hincha del Everton, club de mi ciudad. Luego debuté de manera profesional en Everton, pero dejé el fútbol y seguí estudiando. Posteriormente dediqué algunos años al fútbol playa y jugué en las selecciones chilenas de fútbol playa y futsal, así como en clubes de fútbol playa como Santos FC, Flamengo y Sport Recife, en Brasil. Después de finalizar la carrera de Psicología y mi especialización en Psicología del Deporte, tuve la oportunidad de trabajar en muchas áreas en el ámbito deportivo, ya sea como gestor deportivo, entrenador de fútbol y hockey o director de desarrollo en fútbol profesional. Hoy mi foco es la psicología aplicada al fútbol, y en ese ámbito entregaré todo por Alianza Lima.

Comentarios