Dos equipos venezolanos se negaron a jugar por condición extrema del país

caracas

Como una forma de alzar su voz de protesta, en un hecho histórico, los jugadores del Zulia y Caracas FC, decidieron no moverse de sus posiciones en la cancha, una vez que sonó el pitazo inicial. Frente a esta situación el encuentro fue suspendido.

Las razones de la protesta son claras: el país vive su cuarto día seguido sin suministro eléctrico, por lo que denuncian que no están las mínimas condiciones para poder realizar un partido de fútbol.

Además, el conjunto de Caracas tuvo varios problemas para llegar al estadio ya que tuvieron una demora de 5 horas en el aeropuerto.

Sin luz ni agua, y para evitar alguna sanción por parte de la Federación, los jugadores saltaron al campo de juego pero no disputaron el partido. En tanto, la Federación Venezolana no se ha expresado con respecto a reprogramaciones o la situación del torneo.

Comentarios