Nataly Correa, la deportista militar que enfrenta al Covid-19 en las calles

q

Nataly Correa (26 años) es una deportista calificada de Rugby y del Instituto Peruano del Deporte que también patrulla las calles como suboficial de Segunda de la Fuerza Área Peruana (FAP), enfrentando a la pandemia del coronavirus en la primera línea de combate.

“En el deporte enfrentas a un rival y lo conoces, en la guerra también, pero hoy enfrentamos a un enemigo invisible”, nos dice apenas conversamos con ella.

Naty, así como el capitán del Ejército, Frank Alvarado, quien es deportista calificado de Judo, ha dejado la rutina de entrenamientos para estar en los días y noches de toque de queda, sirviendo al país.

El deporte lo lleva en la sangre porque desde niña y adolescente ha practicado atletismo, fútbol, vóley en Suyo, caserío de Latina en Piura, cerca de la frontera con Ecuador. Cuando cumplió 16 años llegó a Piura, trabajó dos años y se alistó al servicio voluntario de la FAP y vino a Lima para postular a la Escuela de Suboficiales de la FAP donde se graduó y conoció y practicó su amor al rugby.

- ¿Siempre quisiste ser militar y deportista?

En Piura he llevado la antorcha olímpica en mi Colegio, vine a Lima, practiqué pentalón moderno, estuve en la escuela de suboficiales y me animé por el rugby. He sido preseleccionada, luego seleccionada donde ganamos medalla en los Bolivarianos de Santa Marta 2017, luego participamos en los Panamericanos Lima 2019 y después de los Panamericanos ganamos un torneo internacional en Uruguay donde ganamos el primer lugar venciendo a Chile, Paraguay y Venezuela. Pero el deporte siempre ha ido de la mano con el deporte.

- ¿Cómo piurana, viniendo de un lugar cerca de la frontera con Ecuador, estuviste sola en Lima?

Así es. Mi pueblo es pasando Ayabaca. A 4 horas de Piura. Antes era trocha, ahora hay pista. Cuando llegué a Piura quise ser policía, pero no tenía recursos y me alisté como voluntaria a la FAP, luego vine a Lima, estuve internada en la escuela de suboficiales. No salía. Luego me junté con una amiga y alquilamos un cuarto. Tengo 8 hermanos, todos ellos deportistas.

- ¿Hoy extrañas entrenar?

No entreno como debe ser, pero en el cuartel me hago un espacio y hago los ejercicios básicos. Nada como entrenar en una cancha, con tus compañeras y amigas de la selección. No tiene precio, pero hay que entender que hoy el país te llamar a servir porque para estos momentos estas preparado.

- ¿Cómo y en qué momento sales a las calles a patrullar?

Salimos una patrulla mixta de 15 personas, intervenimos carros, a la gente que sale a las calles sin ningún motivo. He estado en Miraflores y San Borja y también en toque de queda.

- Imaginaste una situación así…

No. Nunca. Jamás enfrentar a una pandemia. Pero estamos preparados para esto. Hoy tenemos turnos de 1 de la tarde a 7 de la noche o de madrugada.

- ¿No sientes temor de estar en la primera línea de acción?

Claro que sí. Somos los primeros en intervenir a muchas personas. Hoy enfrentamos a un rival invisible, pero soy muy creyente en nuestro Señor Dios y vamos a salir juntos de esto.

- ¿Sientes que la gente apoya?, ¿cómo se comporta?

Muchos si saben y toman conciencia y aplauden las acciones que tomamos. Pero hay muchos malcriados que no respetan.

- ¿Qué excusas has escuchado de la gente en las calles?

Voy a pasear a mi perro, que ellos no hacen caso a los militares, que necesito aire para respirar, que no quieren estar encerrados, que necesitan estirar las piernas. Hemos enviado a seis personas a la comisaria cuando he sido retén en un puesto. Yo no creo en nadie, yo tengo familia y ellos saben que deben cumplir las leyes.

- Gracias por tu tiempo.

Gracias al IPD por sacar a relucir el trabajo que hacemos algunos deportistas. Como dice el lema de la FAP, “Por mi patria hasta morir”.

Comentarios