Luis Abram y su emotiva despedida de Vélez: "Me voy con la cabeza en alto y la conciencia tranquila"

i

El defensor peruano, Luis Abram, utilizó las redes sociales para despedirse de Vélez Sarsfield, club en el que militó durante tres años. Ahora se esperará unos días para confirmar a dónde jugará desde la próxima temporada. 

"Hoy se cierra una etapa muy importante en mi vida profesional con un gran club, Vélez Sarsfield; mientras escribo, recuerdo lo vivido y siento nostalgia. Mi vínculo contractual culmina hoy 30 de junio pero mantendré mi vínculo emocional por siempre", señalaba el zaguero desde la concentración de la Selección Peruana en Brasil.

El defensor contó que "Hace ya casi 3 años y medio, me enamoré de Vélez, que me abrió sus puertas y desde el primer momento, trabajadores, cuerpo médico, cuerpo técnico, compañeros e hinchas me hicieron sentir siempre en familia, siempre en casa. Siendo leal a este amor y respeto que fue creciendo día a día, cada vez que defendí esta camiseta, siempre di lo mejor de mí y dejé la piel en la cancha".

Abrame agradeció a los técnicos que lo hicieron mejor futbolista: "Mi total y eterno agradecimiento a todos y, en particular, a Gabriel Heinze y Mauricio Pellegrino y sus respectivos cuerpos técnicos, por la confianza depositada; me ayudaron a crecer en lo profesional y también en lo personal".

"Me siento muy orgulloso de haber sido parte del grupo que supo sacar adelante a un equipo que estaba entre los últimos de la tabla y que hoy nuevamente compite por los primeros lugares en el torneo local y con presencia en torneos internacionales, hoy, en octavos de final de la Libertadores. ¡Hacia un futuro cercano, estoy seguro de que llegarán las copas; siempre seguiré a esta camiseta que me tocó defender y celebraré cada triunfo de ella!", agregó.

Finalmente, explicó cómo se da su salida: "Para finalizar, no puedo ser indiferente con los hinchas sobre mi situación contractual y siento que merecen una explicación de mi parte. Han sido muchos meses de comentarios y especulaciones, pero lo cierto es que hubo ofertas que hubieran dejado al club un importante retorno económico; lamentablemente no se concretaron por decisiones ajenas a mi persona. Respeté y acaté la decisión del club, seguí trabajando igual que desde mi llegada y lo di todo por esta institución por eso puedo decir que me voy con la cabeza en alto y la conciencia tranquila, aunque las cosas no se den siempre como uno quiere. Me llevo los mejores recuerdos del Club y estoy seguro que el tiempo nos volverá a juntar. ¡Un abrazo a todos los fortineros, los llevaré siempre en mi corazón!"

Comentarios