Quiroz: "Estamos comprometidas con la institución"

4

Sisy Quiroz, jefa de fútbol femenino de Alianza Lima, resalta la apuesta del club por ser referente en esta división a pesar de la pandemia.

"Los tiempos no son fáciles para nadie, pero la planificación es la palabra clave en el presente de Alianza Lima. Sisy Quiroz, jefa de fútbol femenino, repasa la actualidad del equipo blanquiazul y habla del proyecto que busca llevar a las íntimas a otro nivel", indicó.

A pesar de la difícil situación a causa de la pandemia, Alianza Lima ha ratificado su apoyo al fútbol femenino. ¿Cuánto significa esto para las futbolistas y para el proyecto?

Significa muchísimo para todas nuestras deportistas, que tienen el gran sueño de trascender en el fútbol a pesar de que muchas de ellas también trabajan y estudian. Que Alianza Lima mantenga el proyecto a pesar de la crisis sanitaria, las acerca cada vez más a su objetivo y aumenta su compromiso con la institución. No hay límites cuando la pasión y la convicción están de por medio.

El objetivo es trascender y ser referentes también en el fútbol femenino.

Así es. Es la primera vez que el club le da tal relevancia al futbol femenino dentro de la institución y esto definitivamente se traduce en un nuevo horizonte. La inversión que está haciendo Alianza Lima en este momento es fundamental para llevar este producto a otra escala y que se vuelva rentable y sostenible en el tiempo.

Alianza se preparó mucho para la actual temporada con el objetivo de ser campeón. ¿Cómo fue esa planificación?

Tras los buenos resultados del equipo femenino en el 2019, el club apostó en el 2020 por reestructurar el área deportiva y crear la Gerencia de Fútbol Femenino, la cual reporta directamente al director deportivo (Víctor Hugo Marulanda). El objetivo era realizar una planificación a largo plazo que permita darle mayor peso al desarrollo y al crecimiento del fútbol femenino dentro de la institución. Desde mi llegada a Alianza Lima, en marzo pasado, hemos estado trabajando un plan estratégico con proyección a cuatro años, así como también reestructurando procesos para el corto plazo con el fin de mejorar el trabajo del día a día. 

El plantel se renovó bastante para este año.

Contamos con 12 jugadoras nuevas, de las cuales tres son venezolanas, dos son menores promovidas al primer equipo y siete provienen del torneo local. Las tres extranjeras, María Ortegano, Heidi Padilla y Neidy Romero, tienen una trayectoria importante, pues han jugado Copas Libertadores, Copas América y Mundiales de Futsal, entre otros torneos. Pero también tenemos jugadoras peruanas de gran nivel como Sandy Dorador, Kathy Ruiz y Yoselin Miranda, con varios campeonatos de renombre a sus espaldas. Si bien contamos con un plantel joven, con un promedio de edad de 22 años, creemos que hemos dado un paso adelante con respecto a la nómina que tuvimos el año pasado.

Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en el fútbol femenino. 

Jugué fútbol por más de 12 años y fui parte de la selección de fútbol y de futsal, siempre como arquera. A nivel profesional, soy administradora con especializaciones en Planificación Estratégica Deportiva y Gerencia de Proyectos, además de Magíster en Gerencia de Marketing y Gestión Comercial. Además, en el 2014 fundé el emprendimiento social Ligas Femeninas F7 (LF7), el cual impacta a más de cuatro mil mujeres futbolistas anualmente y busca empoderar a las mujeres utilizando el deporte como herramienta de cambio social. Antes de llegar a Alianza me tocó trabajar un año en la Federación Peruana de Fútbol, como jefa de la División de Fútbol Femenino.

¿Cuánto nos falta para llegar al nivel de otros países sudamericanos y pensar en una futura clasificación mundialista? ¿En qué espejo debemos mirarnos?

El fútbol femenino en el Perú está tomando cada vez más relevancia, pero aún estamos lejos del desarrollo que han podido conseguir otros países de la región. Desde los clubes debemos generar el gran cambio que permita a las jugadoras entrenar con mejores condiciones y con mayor exigencia física y técnica, lo cual permitirá ir acortando la brecha frente a otros clubes de la región. El torneo debe volverse más competitivo, eso seguro. Definitivamente, la Liga de México es un gran ejemplo de gestión y marketing deportivo, porque han sabido explotar bien el producto y se ven estadios llenos, auspiciadores exclusivos, transmisiones de TV y radio, coberturas de prensa escrita. Sin duda, un gran ejemplo a seguir.

En esta cuarentena, Alianza ha liderado en todos los frentes y el fútbol femenino no ha sido la excepción. ¿Cómo así nació la idea de proponer entrenamientos colaborativos entre todos los clubes? 

Después de más de 70 días de cuarentena, con entrenamientos fuera del campo y sin una fecha clara para volver a la competencia, no es fácil mantener la motivación. Es por ello que vimos la necesidad de establecer distintas estrategias, una de las cuales fue proponer los entrenamientos colectivos entre los clubes con el objetivo de generar comunidad, lo cual fue recibido con mucho entusiasmo por las demás instituciones deportivas. Cada viernes, un club distinto va liderando un entrenamiento. Los resultados han sido muy positivos, con números bastante altos de participación.

Fuera de lo deportivo, ¿qué es lo que espera el club de cada una de las jugadoras del plantel femenino? Hace poco las vimos participando en una campaña de donación de sangre promovida por el club.

Creemos mucho en la fuerza del deporte para la transformación positiva de la sociedad, razón por la cual el fútbol femenino quiere ser parte de todas las acciones de responsabilidad social que el club viene realizando. Además, queremos promover la reducción de la violencia contra la mujer, cambiar los prejuicios de género y aportar en la búsqueda de la igualdad. Para eso ya estamos realizando gestiones con importantes instituciones públicas, a fin de sumar esfuerzos para concientizar a la sociedad. 

Cortesía: Prensa Alianza Lima

Comentarios