Sánchez: "En Alianza no solo buscamos deportistas altamente competitivos sino también personas alineadas a valores del club"

s

En una extensa entrevista que le realizó la gente de prensa de Alianza Lima, Eliana Sánchez, responsable de desarrollo humano y responsabilidad social del club íntimo, explicó cómo viene apoyando su área para que los jugadores de las diferentes categorías puedan logran su máximo nivel.

- ¿Qué acciones se han tomado para que el proyecto blanquiazul no se vea afectado por esta cuarentena?
En todas las áreas activamos planes de contingencia que hemos ido adaptando a las nuevas condiciones, planificando nuestras labores virtualmente. En el caso de Desarrollo Humano, nuestra asistenta social y el grupo de psicólogos que tenemos en el área han establecido grupos de atención prioritaria, con el fin de mantener comunicación con los deportistas y sus familias, además de atender las necesidades urgentes que se presenten.

- ¿De qué manera se da esta comunicación con los deportistas? 
Tenemos grupos de whatsapp de padres de familia y deportistas. Todos los jugadores entrenan vía zoom o envían videos de sus entrenamientos. También se incluyen reuniones formativas con las categorías. Es importante que los deportistas del fútbol formativo se sientan siempre acompañados y respaldados en el aspecto emocional y afectivo, en especial en esta coyuntura en la que no pueden hacer lo que más les gusta, que es saltar a la cancha para jugar.

- ¿La intervención del área de Desarrollo Humano incluye a todos los jugadores del club? 
El trabajo del área de bienestar social está dirigido a todos los deportistas. Las estrategias de intervención son diferentes en cada área. En fútbol infantil se vienen coordinando acciones por medio del cuerpo técnico, mientras que en las categorías de fútbol formativo juvenil sí se ha implementado la evaluación social completa por medio de nuestra asistenta Judy Saucedo, quien vía telefónica ha levantado la información personal, familiar y educativa de los deportistas. Con esta información se elaboran los informes sociales y perfiles por categorías. El proceso de seguimiento también se efectúa con los miembros del plantel profesional y los deportistas que se encuentran a préstamo en otros clubes.

- ¿Qué tan importante es toda esa información?
Muy importante, porque el entrenador y el cuerpo técnico necesitan conocer a los chicos que entrenan. Cómo es esa persona que está detrás del balón, con quiénes vive, cuánto tiempo demora en llegar a entrenar, en qué colegio estudia, si su entorno nos puede garantizar un buen desarrollo… Por ejemplo, si en la coyuntura actual cuenta o no con los medios para asistir a las clases virtuales y entrenamientos. En los casos de deportistas que pudieran tener un familiar con Covid-19, priorizamos la atención en coordinación con el equipo de psicólogos, el cuerpo médico del club y la asistenta social. 

- ¿Es igual con el primer equipo?
Conocer al deportista, que es nuestro activo más valioso, se aplica también para el plantel profesional. Además de recoger información socio-familiar, venimos acompañando las acciones que lidera el cuerpo médico en lo que respecta a la implementación del protocolo sanitario para la vuelta a la competencia. Conocer previamente si los futbolistas viven con personas vulnerables o si ellos asumen la responsabilidad de realizar las compras para la familia, por ejemplo, es información importante para que nuestros médicos establezcan las recomendaciones necesarias. Asimismo, se emiten los reportes de atención prioritaria para que el área deportiva del primer equipo intervenga y brinde solución a la observación encontrada. Todas estas acciones se coordinan con José Mena, el psicólogo del plantel profesional. El profesor Mario Salas y el preparador físico Osvaldo Alegría respaldan mucho nuestra tarea y las actividades se incluyen en el microciclo de la semana. Tienen igual valor que un entrenamiento. Todos los deportistas nos están apoyando satisfactoriamente. 

- En el futuro, ¿cómo debe ser el futbolista de Alianza Lima?
Alianza Lima se ha propuesto ser un club dominador a nivel nacional y el referente del fútbol peruano en el mundo; para conseguir ello, consideramos que es necesario formar integralmente a los jugadores, convirtiéndolos en deportistas altamente competitivos, pero también en personas que estén alineadas a los valores de la institución, demostrando comportamientos que vayan de la mano con el respeto, la disciplina, un alto sentido de pertenencia y el orgulloso de ser aliancistas. En ese sentido, aspiramos a revalorar el sentido de los ‘Íntimos de La Victoria’, que nos identifica. Somos un equipo, somos familia.

- ¿Los informes del área de Desarrollo Humano incidirán en la contratación de jugadores para el primer equipo?
En la nueva estructura de trabajo, con visión integral, tenemos participación en el proceso de incorporación de nuevos jugadores. El área de scouting maneja estos lineamientos, así que desde que empieza a elaborar el informe de los posibles candidatos, en el que considera datos personales, estadísticas y parámetros comparativos de rendimiento, puede alertar si alguno de estos candidatos tiene observaciones resaltantes de inconductas, como denuncias familiares, noticias del país de origen por actos que atenten contra el reglamento del club y sanciones deportivas. Si estos hechos quedaron aclarados en su tiempo y momento, y el deportista superó dicha situación, eso no lo descarta del proceso. Para los candidatos finalistas sí vamos a recurrir a referencias de compañeros de equipo, exentrenadores y otras fuentes confiables que nos puedan brindar información más cercana del desempeño del deportista fuera del campo de fútbol. Su vida personal y familiar es importante, sobre todo en la coyuntura actual.

- Cuéntanos cómo funciona el Aula Virtual Blanquiazul, que el club lanzó durante la pandemia para brindar contenido a los chicos de la cantera. 
En el mes de febrero nos visitó el ingeniero Antonio Culqui, gerente de la empresa Tannder, quien nos explicó el proyecto innovador que realizaban por medio de la plataforma digital de aprendizaje que manejan. Así, se nos presentaba la oportunidad de que nuestros jóvenes de las categorías juveniles y reserva recibieran capacitaciones acerca de cómo desarrollar emprendimientos empresariales. 

Estábamos revisando la propuesta cuando se inició la cuarentena y la suspensión de actividades, por lo que vimos la posibilidad de desarrollar el aula virtual para atender a los chicos de las categorías menores, quienes ahora tienen acceso para ver material formativo. Apuntamos a que el Aula Virtual Blanquiazul se mantenga en el tiempo, por lo que estamos preparando contenidos específicos y, más adelante, los programas de emprendimiento que figuraban en la idea primigenia.

- Hemos visto que los temas de responsabilidad social son cada vez más importantes para el club y que se está involucrando no solo a los jugadores del primer equipo sino también a los chicos de las canteras en diversas campañas de comunicación.
En este nuevo modelo de gestión corporativa diseñado en el Proyecto Blanquiazul, se ha considerado el área de responsabilidad social. El fútbol es una gran plataforma que sirve para articular programas de ese tipo con los valores de la institución. Alianza Lima quiere contribuir a la transformación de nuestra sociedad y por ello pone su marca al servicio de acciones educativas, de salud, de cuidado del medio ambiente, prevención de la violencia contra la mujer, etcétera. Estas tareas se coordinan con la Gerencia de Comercial, Marketing y Comunicaciones, que establece las tareas necesarias para concretar, por ejemplo, la participación del club en la conmemoración del Día de las Lenguas Originarias del Perú o del Día Mundial del Medio Ambiente, que activamos en alianza con el Ministerio de Educación y el Ministerio del Ambiente, respectivamente.

Los socios y los hinchas también se han sumado a estas acciones...
Alianza Lima tiene una fuerza solidaria muy grande, basta ver a nuestros hinchas que llegan a alentar al equipo en el interior del país. Ahí están los hermanos aliancistas de la región esperándolos para atenderlos. Ese mismo sentimiento se ve ahora durante la pandemia. Por eso Alianza Lima, con el apoyo de sus socios, de sus hinchas organizados y del Fondo Blanquiazul, donó raciones de alimentos a poblaciones vulnerables y promovió campañas de donación de sangre en Matute, las mismas que también se dieron en otros distritos por iniciativa de los barristas.

Comentarios