Andía: "Mi objetivo es ubicarme entre las 10 primeras en marcha atlética en Tokio 2020"

sss

Mary Luz Andía era la primera en el curso de educación física a los 3 mil 928 metros sobre el nivel del mar en la provincia de Espinar, Cusco hasta que su profesor en el Colegio Teniente Coronel Pedro Ruiz Gallo le dijo que mejor haga marcha atlética. ¿Qué es eso?, dijo. "Es una disciplina deportiva donde te veo mucho futuro", le respondió y ella a sus 13 años dejó Cusco y se fue a Arequipa para entrenar y ser una campeona.

Dejó su ciudad, a sus hermanitos, la familia, dejó a su madre Juanita y ese delicioso saltado de atún que le cocinaba. Chau Espinar, sí quería ser atleta de alto rendimiento tenía que dejar todo.

Hoy Mary Luz pertenece al Programa de Apoyo al Deportista del IPD y está en camino a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y ha tenido que renunciar, como muchos deportistas, a cosas normales de su edad y por eso sola en su habitación baila cumbia, reggaetón o huayno para no olvidar las costumbres juveniles que por entrenar ha dejado.

- Naciste en Cusco y te preparas en Arequipa. ¿Por qué?
Porque estoy en el CEAR de Arequipa y entreno y estudio Educación Física y ahora en este momento me preparo con muchas ganas para los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

- ¿Qué pruebas o eventos tienes previo a los Juegos Olímpicos?
Primero el Nacional de Marcha que se realizará en febrero en Lima, luego el sudamericano que debería ser en Guayaquil, después viene el Mundial de Bielorrusia y dos Challenger previo a Tokio.

- ¿Por qué te inclinaste por la marcha atlética y no en otro deporte?
Fue lo primero que practiqué y ahí me quedé. Tenía 13 años cando empecé en la marcha. Mi entrenador me dijo que tenía mucha actitud y fuerza mental. Yo empecé en la marcha de la nada y poco a poco logré participar defendiendo a Cusco en los Juegos Escolares Nacionales y también en los Juegos Sudamericanos Escolares que fue en Brasil. También participé en los Trasandinos.

- ¿Tuviste que dejar Espinar en Cusco, tu ciudad de nacimiento y residir en Arequipa?
Fue una etapa difícil, el estar lejos de mi familia. Siempre he regresado a Espinar, para ver a mis hermanos Edson (16), Rolandini (13) y Rocío (10), porque yo siempre los he visto como niños, pero ya han crecido. He perdido muchas cosas de la infancia de ellos. Me duele mucho estar lejos de ellos, claro que sí, y eso se suma los entrenamientos que son fuertes en Arequipa.

- ¿En los Panamericanos Lima 2019 no te fue bien, por qué?
No me fue bien, es cierto, no es excusa, pero venía de una lesión. Creo que venía bien en competencias anteriores, pero no estuve bien en los Panamericanos Lima 2019, evento que tomo como una gran experiencia.

- Tú y Kimberly García están clasificadas en marcha para Tokio 2020. ¿Qué opinas de Kimberly?
Ella tiene un presente muy importante. Yo la veo muy fuerte, ella tiene más experiencia, la veo normal, como una gran atleta. No somos amigas, somos compañeras, peor si conversamos siempre.

- ¿Cuál es la diferencia en tiempo en comparación con Kimberly?
Ella tiene una hora con 29 minutos y algo y yo tengo una hora con 30 minutos y algo. La diferencia es un minuto o algo más

- Y la diferencia en ranking a nivel sudamericano y mundial…
En mayores estamos a nivel sudamericano, ella por el tercero y yo en el quinto y a nivel mundial entre los puestos 20 a 25.

- ¿Cuál es tu objetivo claro para los Juegos Olímpicos Tokio 2020?
Trabajar para quedar entre los tops 10 del mundo.  Y pensar en los JJ.OO. París 2024 y estar entre las cinco primeras. También pienso en los Panamericanos Santiago 2023.

Comentarios