Cappa sobre el coronavirus: "Acá, en España, se vive con mucha paranoia"

zx

El extécnico de Universitario y de la Universidad San Martín, Ángel Cappa, dio detalles de cómo viene afrontando en España el tema del coronavirus. El estratega argentino contó lo que viene haciendo en estos tiempos de cuarentena.

"Estamos encerrados en casa y solo salimos de a uno a comprar. Lo único que abren son las farmacias y los supermercados. También los estancos para los fumadores, sino se vuelven locos. Los bares, restaurantes y colegios están todos cerrados por dos semanas, en estado de alarma. Hace cinco días que no salgo de mi casa, para cuidarme. La gente sale sin barbijos. No hay actividades deportivas", dijo Cappa en diálogo con el portal infobae.

Luego, el extécnico de Universitario y Universidad San Martín agregó que "estamos criados en el individualismo. Hay mucha gente histérica que compra infinidad de cosas como si se terminará el mundo mañana. Ayer en una hora se llevaron toneladas de papel higiénico. Es algo demencial. Hoy, ya hay 1000 infectados más en España. Se vive con mucha paranoia. Y mucho miedo”, recalcó con voz de preocupación.

Sobre lo que hace en tiempos de cuarentena, el estratega argentino sostuvo que "hay un hábito que hay que aprender a adquirir y lamentablemente no se contagia, que es la lectura. Aprovecho para leer y escribir mucho en estos momentos. Escucho música y veo películas. No me aburro. No tengo tiempo de aburrirme. Compramos en el supermercado. Yo no cocino. Lo hace mi mujer. Yo colaboro lavando los platos”.

Acerca de los problemas en España que viene provocando el coronavirus, Cappa señaló que "en Madrid se están muriendo en los hospitales porque hay pocos respiradores y, como afecta a los pulmones, se necesitan más. Entonces, como no dan abasto, los médicos con los materiales y hay mucha gente afectada a punto de morir, tienen que elegir entre a quienes dejan morir y a quienes le salvan la vida. Se producen situaciones tremendas. Por ejemplo, el otro día tuvieron que elegir entre un muchacho de 40 años con tres hijos y un anciano de 80. Al viejo lo saludaron y le pusieron el respirador al joven. No entiendo cómo en Argentina no toman las medidas drásticas ahora, antes de que se propague más, ya que estamos a tiempo. Me deja perplejo".

Comentarios