Caso de Guerrero sirvió para que rebajen sanciones en código de Agencia Mundial Antidopaje

ddd

Tomando el caso de Paolo Guerrero como emblemático, la FIFPRO tomó con mucho agrado la decisión histórica de enmendar el Código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) 2021 para reducir la sanción disciplinaria a tan solo un mes (en algunos casos) para aquellos deportistas que dan positivo en sustancias que no afectan al rendimiento deportivo.

La enmienda subsana una injusticia que afectó seriamente las vidas y el sustento de una serie de futbolistas profesionales que fueron penalizados con prohibiciones durante hasta cuatro años en virtud de las normativas antidopaje actuales.

Algunos de estos futbolistas han soportado enfrentamientos jurídicos largos y costosos en un esfuerzo fallido de limpiar sus nombres en casos que estaban perdidos de antemano, debido a la exigente naturaleza del código de la AMA durante las últimas dos décadas.

La FIFPRO solicitará que la FIFA introduzca el cambio en las normativas futbolísticas de inmediato para evitar otros casos de injusticia entre el momento actual y la implantación oficial del Código de la AMA 2021.

La enmienda al Código de la AMA obedece a las campañas llevadas a cabo por la FIFPRO y nuestros compañeros de World Players Association (Asociación Mundial de Deportistas).

En particular, la FIFPRO hizo campaña por el caso de Paolo Guerrero, que se habría perdido la Copa del Mundo de 2018 en circunstancias injustas. Guerrero, capitán de la selección peruana, dio positivo en una sustancia que, según acuerdan todas las partes, no mejoraba el rendimiento.

La prohibición se suspendió hasta después de la Copa del Mundo, después de que los capitanes de Francia, Australia y Dinamarca, los rivales Perú en la fase de grupos, firmaran una carta destinada a la FIFPRO solicitando que Guerrero pudiera jugar en el campeonato.

Comentarios