Gremio de futbolista bolivianos rechazan recorte de sueldos

vvv

La liga boliviana, en donde el peruano Juan Diego Gutiérrez juega en el Oriente Petrolero, se declaró en emergencia y decidió un recorte a los salarios en sus plantillas, generando el rechazo de los jugadores, a tres semanas de una cuarentena total que vive el país para evitar que se propaguen los contagios de coronavirus.

"Nos reunimos vía online con 28 capitanes, dos por equipo, y de manera unánime se decidió rechazar la medida unilateral tomada por parte de los clubes", dijo hoy el secretario general de Futbolistas Agremiados de Bolivia, David Paniagua.

En la víspera, el Consejo Superior de la División Profesional y la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) declararon al fútbol del país en "estado de emergencia por salud pública".

Mediante un comunicado, ambas entidades informaron que habían determinado el descuento de sueldos a los jugadores -de un 50% en marzo y un 25% en abril y mayo- para contrarrestar la crisis económica causada por la falta de ingresos del fútbol profesional debido al confinamiento nacional al que ha orillado el coronavirus.

En el manifiesto se determina además no negociar con el gremio de los futbolistas. La determinación fue tomada tras una reunión de los presidentes de los 14 clubes y la federación.

Paniagua criticó esta decisión, al explicar que los jugadores bolivianos son los que menos ganan en Sudamérica y que una reducción de este tipo es muy severa.

Bolívar tiene una nómina de futbolistas que ascendería a unos cuatro millones de dólares, sin embargo, Paniagua mencionó que hay jugadores en el fútbol nacional que cobran alrededor de 300 dólares al mes.

Comentarios