Higuaín: "Fui el que más jugó con Messi y Cristiano porque los entendí a la perfección"

sfafsafsa

La estrella del Inter Miami de la MLS, Gonzalo Higuaín, confesó que hoy se siente "una persona normal" y también indicó que tras su retiro no estará vinculado al fútbol.

"Acá el fútbol no es prioridad, hay otros deportes que se llevan esas presiones. La liga está creciendo y va a seguir creciendo. Pero acá, la gente por las calles no te juzga porque erraste o metiste un gol, no te juzga si te echaron o no te echaron. Y lo mismo sucede con la prensa. Entonces, vivo tranquilo. Algo que buscaba. Algo nuevo para mí. Ahora voy y hago la cola como cualquiera, volví a ser una persona normal acá. Por momentos te choca, pero por momentos digo ‘qué bueno, porque es lo que quería vivir’. Estoy muy contento porque soy feliz. Feliz con la decisión que tomé", aseguró el argentino en La Nación.

Sobre su futuro tras su retiro, el 'Pipita' señaló: "Tengo decidido. Cuando dejé la selección me comencé a preparar para el futuro, y ya supe que ese futuro no sería en el fútbol. Mi vida va a ir por otro lado. Sería un masoquista si dejo el fútbol por todo lo que sufrí, por las exigencias, y me vuelvo a meter en el ambiente del fútbol. No, no, no concuerda con lo que pienso. Iré por otro lado. Primero, disfrutaré mucho de mi gente, de mi familia. Y después, lo que me vaya gustando hacer, lo haré. Pero insisto: estoy convencido de que en el fútbol no voy a estar".

Higuaín fue el que más partidos tuvo al lado de Messi y 'CR7', a diferencia de los otros 13 que también compartieron vestuario con ambos: "Si yo fui el que más jugó con ellos, es porque entendí a la perfección a los dos. Sabía qué les gustaba, qué no les gustaba, cómo se sentían más cómodos, cómo se sentían más incómodos. Que yo no quería jugar el 100% de las pelotas con ellos. Entonces ellos sentían que también se podían apoyar en mí. Cuando tienen al lado a un jugador que se apoya el 100% en ellos, no se sienten desligados de todas las responsabilidades. En cambio, creo que conmigo sí tuvieron la sensación de que se podían apoyar en mí. Son dos jugadores totalmente distintos, y tuve el privilegio de disfrutar y aprender de los dos".

Por último, el futbolista de 33 años, se refirió a la 'albiceleste': "No es fácil, no vas a un Mundial y la juegas (la final). Con el tiempo van a valorar más lo que hice, no tengo ninguna duda, pero ninguna. Pero todavía es reciente, habrá que dejar pasar el tiempo y ya se valorará. Después de tres mundiales, metí goles en dos fases eliminatorias: a México, en Sudáfrica 2010, y a Bélgica, en Brasil 2014. (...) Por ahora, para Lautaro son todos mimos en la selección. Que es lo que me pasó a mí hasta la final de Alemania. Hasta el 2014 fui el mejor número 9 del mundo, y después de Alemania se acabó todo".

Comentarios