Mujer iraní se mató luego de que le negaran entrar al estadio a ver a su equipo

df

Sahar Jodayari fue arrestada por querer entrar a un estadio disfrazada de hombre (en Irán no se permite el acceso de mujeres a los recintos deportivos). A manera de protesta, se quemó y hoy murió.

Jodayari, de 29 años, quiso colarse al estadio para ver a su equipo, el Esteghlal de Teherán, pero fue detenida. Luego de pasar unos días arrestada, fue liberada bajo fianza. 

Hoy, enterada de que iba a recibir 6 meses de prisión, se inmoló frente al tribunal donde iba a ser condenada como protesta. La denominada 'chica azul' (una alusión al color de su equipo de fútbol) se prendió fuego. Las graves heridas que le causó esto, terminaron con su vida. 

En Irán, hasta el día de hoy las mujeres no tienen total libertad para ingresar a los estadios de fútbol. Esta medida absurda y machista nació en la Revolución Islámica de 1979 y. en los últimos años ha cambiado levemente, permitiendo el acceso de mujeres a algunos partidos, por lo general si son invitadas.

Debido a todo esto, algunas mujeres intentan entrar a los recintos deportivos disfrazadas de hombres. Frente a las presiones por esta medida, las autoridades de Irán anunciaron que las mujeres podrán ingresar al estadio a ver el Irán-Camboya del 10 de octubre por las Eliminatorias Qatar 2022.

Comentarios