Historia de cómo Lozano buscó a Alianza por una tregua que, por ahora, no llegará

Hd

Para nadie son un secreto las enormes diferencias que tiene la administración de Alianza Lima (y sobre todo el Fondo Blanquiazul) con la Federación Peruana de Fútbol (FPF) por su manejo poco claro y transparente. Sin embargo, se supo que desde la Videna existió un 'amague' de acercamiento a los íntimos. No obstante, resultó vano el intento.

Pero, realmente, ¿qué sucedió? Según pudo conocer ovacion.pe, la FPF en su afán de 'limar asperezas' solicitó al club blanquiazul que retire su demanda ante el TAS, por el tema de los nuevos estatutos aprobados meses atrás. Ante tal circunstancia, en La Victoria acordaron cerrar filas y mantener firme la postura opositora hasta el final, pese a que uno de los miembros del Fondo Blanquiazul sí sostuvo algunas conversaciones con el presidente Agustín Lozano.

Debemos recordar que los clubes Alianza Lima, Sporting Cristal y Universidad San Martín mostraron su total rechazo a los nuevos estatutos de la FPF y los denunciaron ante el TAS. Ello tomando en cuenta que la inscripción careció de legalidad, ya que la Asamblea no contó con el 'quórum' requerido y no todas las ligas departamentales estaban correctamente inscritas en Registros Públicos.

¿Qué pasaría si uno o dos equipos retiran su demanda contra la FPF ante el TAS? Muy simple. La demanda prosigue y esa figura se mantendría hasta el final. Solo si los tres demandantes (Alianza, Cristal y San Martín) dan un paso atrás de manera conjunta, el cuestionamiento queda sin efecto.

Si el TAS le da razón a los clubes demandantes, sin importar cuántos son, automáticamente el estatuto que se aprobó el 14 de octubre del año 2019 es declarado nulo y la FPF tendría que convocar nuevamente a la Asamblea de Bases para lograr su aprobación otra vez corrigiendo todos los vacíos que generaron la demanda en el TAS. La anulación del estatuto aprobado -vigente actualmente- traería una nueva votación y con ello podría cambiar totalmente la actual situación federativa y su dominio en ciertos temas.

¿Qué puntos importantes se traería abajo la resolución del TAS? Primero y fundamental: Los derechos televisivos. Sucede que en este corto periodo en la cual la FPF ha sido incapaz de conseguir y firmar los derechos televisivos de los clubes Alianza Universidad, Llacuabamba, Carlos Stein y Atlético Grau se demostró que los equipos negocian mejor directamente que habiendo conseguido un intermediario como la Federación.

Y sobre este tema, ¿qué piensan los clubes ahora con lo sucedido? Los derechos televisivos siempre han sido de la FPF y es por ese motivo que los clubes le pagaban el 10 por ciento de su contrato anual. Eso nunca estuvo en discusión, pero la misma Federación le cedía la negociación a los clubes y se  comprobó que era la mejor decisión.

El argumento que hoy en día tienen los clubes se ampara básicamente en que la Fifa es dueña de los derechos televisivos de las Eliminatorias pero la misma Fifa cede la negociación de los derechos televisivos a las diferentes federaciones en el mundo. La Fifa no negocia por las federaciones. Este esquema ha venido funcionando con total éxito en el mundo y también en el Perú.

Otro punto muy importante es lo ocurrido con la 'declaración jurada' que la Federación exigió a los clubes que si bien era sobre temas sanitarios, incluía asuntos comerciales como el que renuncien a los manejos de marketing deportivo e ingresos por patrocinadores. Así éstos son manejados únicamente por la FPF. Algunos de los clubes firmaron este documento de manera condicionada.

Lo que han comprobado los clubes, en estas circunstancias, es que la FPF ha manejado todo de una manera dictatorial y no han podido ejercer sus derechos económicos. Y es que firmando dicha 'declaración jurada', se condicionó a los clubes, de alguna manera, al manejo de los contratos que éstos firmaron con sus diferentes sponsors.

Como se observa ahora, si la demanda de los clubes Alianza Lima, Sporting Cristal y Universidad San Martín determina la anulación del estatuto aprobado en octubre del año pasado, se sabe con certeza que la FPF no tendría los votos suficientes para aprobar un estatuto que perjudica totalmente a los clubes en el tema deportivo y económico y favorece únicamente a la FPF en la gestión del actual presidente Agustín Lozano.

Comentarios