Pdte. de Conar: "Entendemos que las críticas en la mayor parte son justificadas"

s

Juan Sulca, presidente de la Conar, señaló que en algunos partidos se ha visto que el nivel del arbitraje no está a la altura de lo esperado.

"Hay que reconocer que en algunos partidos no hemos estado en el nivel que esperamos de los árbitros. En las últimas fechas por ser las jornadas finales las decisiones puedan tener un mayor impacto", dijo a Radio Ovación.

Agregó: "Entendemos que las críticas en la mayor parte son justificadas, no voy a intentar tapar los errores de los árbitros, lo he sostenido en las conversaciones que he sostenido con algunos dirigentes de algunos clubes. He atendido sus reclamos y han escuchado también nuestro punto de vista".

Con respecto a las estadísticas de tarjetas indicó: "No hay un número determinado de tarjetas que nos permita decir que un árbitro se excedió, lo que analizamos es si las tarjetas fueron bien mostradas".

Por otro lado se refirió a las demoras que hay en el juego. "También hay un exceso de los jugadores al tomar a sus adversarios, no ejerciendo una marca dentro de lo normal sino muchas veces excediéndose y el árbitro trata de tener una medida preventiva. En los tiempos de adición se trata de recuperar ese tiempo, son justamente para tratar de recuperar el tiempo que se pudo haber perdido en ese tiempo de circunstancia".

"Después de los partidos hay una reunión de la cuarteta con el asesor de árbitros, ahí analizan las circunstancias de juego más importantes, las situaciones claves y se determinan cuáles fueron las falencias, se busca la causa que determinó una mala decisión del árbitro. Luego hay una reunión general y ahí también se pasan las jugadas más saltantes de la fecha", explicó.

Sobre los correctivos que se toman tras un error arbitral contó: "Si vemos que se ha tratado de una mala actuación del árbitro tenemos que recuperarlo, eso es lo más importante. Más que una sanción tenemos que buscar las áreas donde hay que mejorarlo. Eso toma un tiempo, es variable la situación de cada árbitro y cuando consideramos que ya está en condiciones de volver a dirigir vuelve a ser programado".

Finalmente señaló que los futbolistas también podrían ayudar. "Si los jugadores se preocupan más del juego y tratan de llevar un espectáculo limpio no hay mayor problema. El problema es cuando tratan de sacar provecho de un error del árbitro, quedándose tendido en el campo más tiempo que el que requiere. El jugador podría ayudar a que el juego se desarrolle en forma más fluida, no todo depende del árbitro".

Comentarios