Conoce la historia de Jesús Moreto, el niño que recogía frutos en Madre Dios y está a punto de ir a las Olimpiadas

c

Jesús Moreto Lozano es un deportista de gimnasia artística, tiene 21 años, es natural de Madre de Dios, entrena actualmente en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Arequipa y pertenece al Programa de Apoyo al Deportista (PAD) del Instituto Peruano del Deporte.

Nuestro joven gimnasta es uno de los deportistas que está luchando por cumplir sus sueños de representar a nuestro país en los Juegos Olímpicos de Tokio y para ello este año en abril, participará en el Campeonato Sudamericano en Argentina y el Campeonato Panamericano en Estados Unidos que es la última opción para clasificar a los Juegos Olímpicos y que se desarrollará en mayo.

El amor de Jesús con la gimnasia se inició de una manera particular. “Empecé a entrenar gimnasia el 2008 a los 9 años gracias a mi entrenador en ese entonces el Dr. César Gallegos Castillo quien es el fundador de la gimnasia artística en Madre de Dios. Un día que él llegaba del trabajo a mi casa, yo me encontraba trepado en un árbol de mango que tenía frente a mi casa pues yo andaba por las ramas y me colgaba como “Tarzán” si se podría decir y él vio que tenía mucha destreza y condiciones para entrenar, me dijo que me baje que me podía caer y me invitó a entrenar”, nos cuenta Moreto.

Nuestro deportista continúa: “La verdad que yo no sabía lo que era hacer gimnasia en sí, cuando Ilegué al Iugar de entrenamiento vi a varios niños que corrían, saltaban, realizaban volteretas como “ninjas” y me fascinó y yo me dije: quiero hacer gimnasia y así fue como empezó mi carrera deportiva como gimnasta. Ese año (2008) fui subcampeón nacional en la modalidad de All Around y en las finales por aparato obtuve 4 medallas de oro, 2 de plata y 1 de bronce fue ahí donde yo me emocioné y dije quiero ganar más medallas y llegar a ser campeón nacional y tuvo que pasar dos años para lograr el campeonato nacional de gimnasia artística”.

En Lima 2019 logró el octavo lugar en arzones y puesto 13 all Around. “El 2020 fue muy difícil, toda la situación de la pandemia, pero nunca dejé de entrenar, que me quedé a vivir en casa de mi entrenador y juntos entrenamos en el techo de la casa todos los días de lunes a sábado 2 a 3 horas diarias, eso nos ayudó a no perder la condición física. En octubre entrenamos en el gimnasio, empezamos con una hora de entrenamiento y mientras iban pasando las semanas fuimos aumentando más horas hasta llegar a 4 horas”.

Comentarios