Thalía Mallqui y su mensaje por el 'Día de la Madre'

ss

"A mi hijo lo tenía en la casa de mi mamá. Más de un mes que no lo veía. Cuando cumplí la cuarentena me fui al Callao a recogerlo. Nos dimos un abrazo interminable...". No son más que palabras de la luchadora Thalía Mallqui, medalla de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019, quien como muchas deportistas pasará el Día de la Madre en familia, diferente, cumpliendo con el aislamiento social obligatorio, pero sintiendo el cariño de sus seres queridos.

La destacada luchadora nacional, integrante del Programa Tokio y del Programa de Apoyo al Deportista (PAD) del Instituto Peruano del Deporte (IPD), recordó los días donde debió cumplir con la cuarentena en un hotel de Lima a su llegada de Canadá y contando los días para ver a su hijo Oziel, de 11 años, que por aquel entonces se encontraba en la casa de su abuela en el Callao.

- ¿Cómo fue ese encuentro?
Me encontraba ansiosa por ver a mi hijito. Más de un mes estuvimos alejados. Salí del hotel y lo primero fue ir a ver a Oziel. No lo podía abrazar en ese momento, me bañé, cambié, ropa limpia. Él estaba con mi mami. Me decía que me había extrañaba mucho, estaba angustiado. Quería vernos a mí y a su papá, estar con nosotros.

- A propósito, se viene el Día de la Madre, ¿qué recuerdos?
Siempre pasarla en familia. Cuando mi suegra está en Lima la visitamos, luego íbamos a ver a mi mamá en el Callao desde Villa El Salvador, desayuno con una, almuerzo con otra. Luego ya los tres, con Abel y mi hijo el resto del día juntos.

- Y ahora con el aislamiento social obligatorio, ¿cómo será?
Estaré en mi casa, con mi esposo y mi hijo, voy a esperar qué sorpresa me tienen, si se les ocurrirá algo (risas).

- Pero quizá lo que más se debe extrañar de los días previos es lo que preparan los hijos en la escuela para sus madres…
Claro como la actuación, eso sí no me la perdía. Los chicos se preparaban para dar un evento bonito. Creo que este año Oziel no actuaba, pero sí me trae recuerdos.

- ¿Qué significa para ti el Día de la Madre?
Para celebrar a la mamá no siempre en su día uno se debe preocupar. En cualquier momento se le puede dar una sorpresa. Para mí es pasar un rato más agradable con mi mamá, porque felizmente aun la tengo viva. Ir a saludarla. Compartir con ella, vivo lejos y a veces por los entrenamientos se me complica.

- Pero ahora el saludo será a distancia…
Para esto está la video llamada y lo hacemos a cada momento, yo siempre preguntando por ella. Mi mamá también me timbra y a veces me dice que soy un poco ingrata. Trato de estar pendiente de ella. Mis hermanas la cuidan bastante. Debido a la pandemia ellas salen a comprar. A mi papá tampoco lo dejan salir.

- Verdad, y en tu caso cómo hacen, ¿quién sale a hacer las compras?
Nos turnamos con mi esposo. Generalmente salgo yo. No es mucho el trajín. Procuramos salir lo mínimo, comprar para la semana. Si hace falta algo hacemos una lista. Nos cuidamos mucho por esto del coronavirus.

- ¿Y para las clases virtuales con tu hijo también se turnan?
La verdad nos cuesta la enseñanza remota. Los profesores tienen magia para llegar a los niños. Los padres no tenemos eso para que te presten atención, la explicación, que ellos nos entiendan. Eso nos falta. Con matemáticas no me complico, lo demás es leer, me cuesta que mi hijo se concentre, que avance. Tengo que cocinar, los entrenamientos virtuales. Todo el rato sentado estamos batallando.

- ¿Tu esposo no participa?
Yo tengo más paciencia con Oziel, me dedico más a la enseñanza, Abel se da su tiempo, pero él tiene que hacer sus clases virtuales, por lo mismo que es preparador físico de la selección de lucha.

- ¿Ahora cómo están llevando los entrenamientos?
Entrenamos vía Zoom todos los días, a un horario nos conectamos como a las 6.30 pm. Hacemos calentamiento, un trabajo de fuerza, repeticiones, No es lo mismo que estar en el colchón. Los trabajos lo hacemos todas las chicas, somos 10 o 12 de la selección.

- Muchas mujeres pasarán el Día de la Madre en sus casas, pero hay otras que estarán haciéndole frente a esta pandemia…
Sí, las enfermeras, policías, médicos, miembros del ejército. Son mujeres que están preparadas para eso. Es parte de su trabajo. Quizás muchas no quisieran estar allí. Debe ser bien difícil tener el temor de contagiarte y llevarlo a su casa. Igual que nosotros los deportistas, que en fechas importantes no la pasamos con nuestra familia. Sabemos en qué nos hemos metido. Es angustiante. Las mujeres somos muy apasionadas y cuidadosas con lo que hacemos.

- También debe ser angustiante no poder entrenar con normalidad…
Hay un montón que piensan que se va a perder algo, si no trabajo las pesas bien voy a perder resistencia, no trabajo mucho las carreras, pero hay otras maneras y acá en casa con mi esposo que es preparador físico hacemos trabajos, tenemos todo, las ligas. Estoy súper agradecida con él y con Dios, estoy bendecida de tenerlo acá en la casa.

- ¿Qué mensaje para los peruanos en este Día de la Madre?
Que les den mucho cariño a sus madres, que las engrían, mucho. Esta situación no es nada fácil y es preocupante, pero si estamos juntos, unidos, siempre vamos a salir de esto. Hay que esperar la cura y mientras tanto cuidarnos. Si cumplimos con lo debido estaremos sanos, para nosotros y la gente que también lo necesita.

Comentarios