Corno: "En el hockey tenemos ganas de volver a las canchas"

a

Fabrizio Corno es el capitán de la selección peruana de hockey. Como todos los deportistas cumple el aislamiento social en su casa, siguiendo un régimen de entrenamientos que le manda su Federación, pero con la ilusión de retornar de una vez a los campos, prepararse y dejar el nombre del Perú en alto en las competencias deportivas.

Está en el equipo nacional de Hockey desde el 2008 y como capitán llevó la cinta en el brazo en los Juegos Panamericanos Lima 2019, hasta la actualidad.

“Como capitán siempre tengo contacto con los compañeros, hay grupos de WhatsApp donde están los jugadores. En estos momentos de la emergencia nacional conversamos, les aclaro dudas. Tocamos varios temas. Obviamente también hay un poco de humor para sobrellevar el momento y seguimos trabajando. Siempre en contacto con todos los jugadores y darles ánimos para que continúen a pesar que no podemos salir de casa”, señaló Corno, momentos antes de iniciar su rutina de entrenamientos.

A la espera de que puedan abrirse algunas puertas nuevamente…
Como todo el mundo, nosotros como deportistas tenemos muchas ganas de volver a las canchas y a los entrenamientos. Esperamos, a pesar de no ser profesionales y dedicarnos a tiempo completo al hockey, tener la posibilidad poco a poco de retomar las prácticas. Hay muchos países en Europa donde ya a partir de la semana pasada comenzaron a retomar los entrenamientos, cumpliendo con ciertos protocolos”.

-Mientras la selección sigue entrenando…
Tenemos todas las semanas trabajando vía zoom como si fuesen entrenamientos normales, sesiones de trabajos físicos.

¿En qué consisten los entrenamientos?
Nuestro preparador físico nos ha mandado rutinas para tratar de no perder condición, pero nos vemos limitados porque en el hockey hacemos trabajos de correr. También hacemos algún tipo de circuito funcional en casa con pesas. Nuestro entrenador nos ha mandado ejercicios con palo y pelota.

-¿Qué reflexión con todo lo que se está viviendo?
Aprender a valorar las cosas que tenemos, aprender a respetar las normas, tratar en el futuro de tener más cuidado. Llevar una vida social diferente, ser un poco más conscientes, respetuosos, no tomar las cosas a la ligera y valorar la libertad que teníamos antes.

Cortesía: Prensa IPD.

Comentarios