¿Puede un escolar diabético realizar Educación Física y practicar deporte de competencia?

d

En el día mundial de la diabetes, el Ministerio de Educación entrevistó a diversos profesionales de la salud y el deporte con el fin de explicar por qué un escolar diabético sí puede realizar Educación Física o practicar algún tipo de deporte con total normalidad. 

En primer lugar, es necesario explicar los dos tipos de diabéticos: El Tipo 1 es cuando el páncreas deja de funcionar con con normalidad y no es capaz de segregar insulina, por lo que es necesario inyectarla, mientras que el Tipo 2 se da cuando el páncreas funciona, pero de manera incorrecta, produciendo poca insulina o produciéndola de calidad inferior.  La causa principal es la obesidad.

Los expertos, como el médico endocrinólogo Juan Godoy; el catedrático y profesor de Educación Física, Giovanni Corvetto; el nutricionista deportivo Eduardo Morán y el psicólogo, Aldo Dávila, coinciden afortundamente que a los pacientes diabéticos se les indica en su dieta diaria que deben realizar ejercicios y la práctica de algún deporte. 

El profesor Corvetto se pronunció al respecto y afirmó que "es muy importante que el entorno (padres y hermanos) del alumno esté preparado y no lo traté como un incapacitado o un inútil. Muchas veces, los padres sin querer, cometen el grave error de hacerles creer que no pueden practicar deporte. Eso es totalmente dañino para el alumno”.

Por esa razón, el mencionado catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos indicó que "el escolar diabético sí puede practicar algún deporte, siempre y cuando tenga un buen control médico".

Entre los requisitos, Giovanni Corvetto comentó que se debe tener un control estricto y diario de insulina, que los niveles de glucosa en la sangre estén en los rangos normales, que su alimentación sea la adecuada. 

El profesor Corvetto también rompió otro tipo de dudas que hay entre el escolar diabético y la práctica deportiva:

Hay alguna contra indicación para los escolares diabéticos de tTipo 1, puedan realizar educación física?

Ninguna. Vuelvo a repetir, un paciente bien controlado no tiene ninguna restricción para que pueda realizar sus deportes o sus ejercicios, pero todo tiene que ser cuidadosamente planificado por las personas que manejan su salud, y así evitar algunos riesgos. Esto incluye su preparación física, sus controles médicos y la dieta a la que es sometido por el nutricionista. Un niño, niña, joven o adolescente bien controlado no tiene por qué preocuparse de nada. Lo delicado sería el descontrol, que si podría traer problemas.

¿Esto quiere decir que un alumno (a) diabético no controlado no puede practicar deporte?

Si el alumno no tiene normal sus niveles de azúcar en la sangre, no es recomendable que realice su educación física o practique deporte en esas circunstancias, porque puede traerle consecuencias negativas como la hipoglicemia o una híper glicemiahiperglicemia, un coma diabético, etc. Es preferible primero controlar y nivelar la insulina para luego proceder a la realización del ejercicio.. Antes no.

El profesor de Educación Física tiene la obligación de ser muy exigente y cauteloso a la hora de exigir los certificados médicos y los controles de las pruebas de insulina, para poder brindarle el visto bueno y luego pueda proceder a ejercitarse.

¿Si el alumno está bien controlado en todos sus niveles, puede realizar algún deporte de competencia?

Por su puesto, puede hacerlo a nivel recreativo o a nivel de competencia. En eso no hay ninguna diferencia. La diabetes bien controlada no incapacita a nadie, por el contrario, lo ayuda a mejorar en en su salud y en en su calidad de vida.

Insisto, todo depende cómo se maneje, cómo se controle, cómo se prepare, y que cumpla con todas las recomendaciones de su médico y de su nutricionista.

Lo importante, es que realice alguna actividad física equilibrada, saludable y que lo haga sentirse bien.  La diabetes no afecta el rendimiento, y no es ninguna desventaja. Eso hay que sacárselo de la cabeza;  que esta enfermedad te incapacita, por el contrario,  es perjudicial no hacer deporte, porque te pueden afectar algunos órganos vitales como los riñones y los ojos. El exceso de ejercicio, también es malo porque generan fatigas musculares y eso puede ser un riesgo.

¿Qué recomendación les puede brindar a los padres de familias?

Lo primero es que deben tener paciencia, para entender que esta, es una enfermedad como cualquier otra que requiere cuidados, pero de ninguna manera los incapacita.

Segundo, hay que apoyarlos  a sus hijos con ayuda psicológica y alentarlos para que practiquen deporte, pero nunca hay que dejarlos solos, siempre hay que estar a su lado, sobre todo cuando están en competencia.

Dotarlos de elementos básicos, como zapatillas adecuadas para evitar lesiones en los pies, enseñarles a que conozcan su enfermedad para que sepan identificar los síntomas y, a la vez, evitar algunas descompensaciones riesgosas.

Finalmente, hacerles entender que los controles médicos y su supervisión son muy necesarios e importantes para el desarrollo de su crecimiento y de su vida. Nunca hay que hacerlos sentir inútiles;, por el contrario, hay que decirles que son personas tan normales como cualquier otro niño, niña, jóvenes o adolescentes.

Comentarios