Se viene la Copa Inka de Rugby en 'Maranguita'

1

El Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima en San Miguel, será lugar donde se realizará la I Copa Inka Rugby Rugby, el próximo sábado 28 de setiembre. El evento cuenta con el apoyo del Centro de Rehabilitación de Lima, el Ministerio de Justicia, la Federación Peruana de Rugby, voluntarios y jugadores.
 
Además de las dos categorías de Los Inkas, participarán los equipos de Lamsac, Newton, Blues y Zuma. Al terminar el torneo, se realizará una entrega de premios y todos los jugadores celebrarán un “tercer tiempo” de camaradería compartiendo un pequeño almuerzo.

“En cada entrenamiento tratamos de inculcar a los muchachos los valores de respeto, compañerismo, esfuerzo, sacrificio, humildad y disciplina, pero es compitiendo donde se refuerzan todos estos valores. Estamos muy agradecidos a todos los clubes que nos están dando una mano involucrándose con esta iniciativa, no solamente viniendo al Torneo, sino también con donación de material deportivo, apoyando en los entrenos y acogiendo a los chicos que van saliendo y quieren continuar jugando en la calle”, comentó Gianmarco Barrón (Ronsoco) entrenador de Los Inkas de Maranga.

“Es emocionante comprobar que los chicos aprenden la técnica y las reglas del rugby, pero la verdad es que todo esfuerzo vale la pena cuando ves la evolución en determinados comportamientos de algunos chicos. Estamos muy ilusionados con los éxitos que estamos empezando a cosechar y muy orgullosos del cambio positivo de actitud”, apuntó Alberto Gómez-Borrero, coordinador del Proyecto Inkas Rugby.

Inkas Rugby es un proyecto sin ánimo de lucro formado por un equipo de voluntarios y sustentado por varias instituciones de interés público y privado, que trata de apoyar a los chicos en privación de libertad, que tras cumplir su condena y pagar su deuda con la sociedad, se reincorporan en la convivencia social.

La Fundación Espartanos lleva 10 años reinsertando presos a través de talleres de rugby en 50 cárceles de Argentina y ha firmado un convenio de hermanamiento con la Federación Peruana de Rugby de quien depende este proyecto. De esta manera se sigue el plan de los Espartanos que tantos éxitos está cosechando al dotar a los chicos con herramientas sociales y facilitar su segunda oportunidad mediante la integración deportiva, académica y/o laboral, bajo la mirada de un tutor.

El proyecto nace en octubre de 2016 en Maranguita con chicos de entre 16 a 20 años de edad, aunque en un futuro contempla que haya muchos otros Inkas en otras instituciones penitenciarias del país que puedan beneficiarse de la filosofía del rugby y su manera de ver el mundo.

 

Comentarios