Vóley sentado se prepara para los Parapanamericanos Lima 2019

v1

Las selecciones nacionales de vóley sentado masculino y femenino se preparan intensamente para competir en los Sextos Juegos Parapanamericanos Lima 2019 que se desarrollarán del 23 de agosto al 1 de setiembre del presente año, luego de los Panamericanos y es la Federación Deportiva Nacional de Personas con Discapacidad Física (FEDENAFID), que acaba de recibir subvenciones económicas del Instituto Peruano del Deporte (IPD), la que prepara a los Para deportistas.
 
Ser un Para deportista es un plus en la vida cotidiana de cada persona y la enseñanza que nos dejará estos Juegos Parapanamericanos será un ejemplo de lucha, coraje y de no rendirse ante la adversidad, Nada de pena ni de lamentos.  Es por eso que todos los días nuestra selección de vóley sentado, que participará por primera vez en un torneo internacional, se prepara intensamente en el Centro de Alto Rendimiento en la VIDENA.
 
El entrenador de la selección masculina de vóley sentado, Jonathan Salazar, nos cuenta que “tenemos dos pre selecciones en este momento conformadas por hombres y mujeres que entrenan desde agosto del año pasado. Hemos recibido la visita de la selección de Colombia y hemos tenido base de entrenamiento en ese país. Este deporte es nuevo para el Perú, pero los chicos están preparándose con todo para dejar en alto el nombre del país. Agradecemos a la FEDENAFID y al Instituto Peruano del Deporte por el apoyo para los entrenamientos”.
 
La única discapacidad es el miedo y los Para deportistas se enfrentan todos los días a retos para llegar a entrenar a San Luis desde Ventanilla, Callao, Chaclacayo, Carabayllo, La Molina usando la línea del Metro, Metropolitano y los más osados usan bicicleta, moto y autos adaptados.
 
Bruno Quiroz es amputado de una pierna. “Yo siempre he jugado fulbito en mi barrio, pero no de manera profesional como lo hago con el vóley sentado. He liderado el equipo como capitán el año pasado y ahora, hemos aprendido muy bien porque somos un gran equipo. Nos damos al máximo los lunes, miércoles, y viernes en el Polideportivo 1 de la Videna. Trabajo, soy consultor de tecnología, manejo mi auto adaptado, tengo mi familia, me levanto desde temprano, atiendo a mi hija y desde las 6 de la mañana ya estoy en el Polideportivo. Mi vida sigue normal, no me he caído y queremos que mucha gente que tiene discapacidad se supere con el deporte. Agradezco al IPD por su apoyo al Para deporte”.
 
Faustino Cuadros, juega vóley a pesar que no tiene los dedos de las manos y solo tiene media palma por una enfermedad congénita. “Soy estudiante de contabilidad. Había dejado de estudiar por temas económicos, pero gracias a la gestión de la Federación (FEDENAFID) volví a la Universidad San Marcos. Todos los días vengo de Carabayllo porque entrenando quiero ser mejor. Desde pequeño tuve un mal congénito, nací sin manos, pero, mi madre me enseñó a salir adelante, fui aprendiendo las cosas por mí mismo. Ahora tengo un gran grupo humano que día a día enfrenta obstáculos, El IPD nos ha poyado en los implementos deportivos”.
 
Sobre el Vóley Sentado:
 
Es un deporte adaptado paralímpico que estará presente en los Juegos Parapanamericanos que se desarrollará del 23 de agosto al 01 de setiembre. Este deporte se juega en el piso, utilizando las manos y mientras el jugador se desplaza es importante la fuerza y la habilidad, además de ello, sobre las reglas para la competencia el vóley sentado son básicamente las mismas que para el vóley convencional, pero la pelvis del atleta debe permanecer en suelo durante el juego y la cancha es más pequeña.
 
En el vóley sentado participan jugadores con amputación, lesión medular u otros. En competencia son seis jugadores y no más de un atleta con discapacidad mínima. El objetivo del juego es enviar el balón por encima de la red al piso del contrario e impedir esta misma acción por parte del contrario. El equipo tiene tres golpes para devolver el balón. Este Para deporte durante los Parapanamericanos se jugará en el nuevo Polideportivo del Complejo Regional del Callao.

Comentarios