Pizarro: "Me hubiera encantado despedirme de otra manera de la Selección"

a

En una extensa entrevista con AS de España, el exfutbolista Claudio Pizarro habló de diversos temas, entre ellos, que le hubiera gustado despedirse de una mejor manera de la Selección Peruana. 

"Siempre dije que me hubiera encantado despedirme de otra manera, jugando un Mundial. Era un sueño y, en cierto modo, lo que le faltó a mi carrera. Pero siempre he aceptado y respetado las decisiones del míster. Fue un honor ser el capitán de Perú y con eso me quedo", afirmó Pizarro en diálogo con AS de España.

El 'Bombardero' sostuvo que tras 20 años de carrera, ha cambiado mucho. "La experiencia hace mucho. Victorias y derrotas te marcan. Y te hacen crecer. Entender cosas que, cuando eras joven, quizá no entendías. Es algo que marca tu camino. Y que te ayuada a aprender. Sigo considerándome un aprendiz, jamás dejaré de hacerlo. Y ahora me toca aprender y evolucionar fuera del campo".

Sobre cómo llegó a competir en la élite del fútbol mundial hasta los 41 años, dijo: 

"No creo que haya muchos que lo logren en un futuro. En el fútbol contemporáneo, el aspecto físico es fundamental. Cada año hay más partidos, más competencia y más músculo sobre el césped. La consecuencia son lesiones y, en la mayoría de casos, el final de la carrera cuando te ocurre a una cierta edad. Todo aquel que quiera seguir compitiendo hasta mi edad debe saber que es imprescindible ser un verdadero profesional en todos los ámbitos de la vida, empezando por la alimentación y terminando por un entrenamiento acorde a tu edad. Hacer menos, pero con más frecuencia. El cuerpo no perdona. Y hay que saber interpretar las señales que te da", agregó.

Un momento especial en su carrera, fue "El triplete de 2013, sin ningún tipo de duda. Fue un año fuera de lo normal. Llegué al club justo en el momento de su mayor fracaso: la derrota en la final de la Champions en el Allianz Arena ante el Chelsea. Fui al campo por las negociaciones que estaba manteniendo con el club en aquel momento y lo sufrí en mis propias carnes. Sentí la decepción y el dolor de una ciudad entera. Cuando comencé la pretemporada con el Bayern unas semanas después, percibí esa rabia. Pero, a la vez, noté un espíritu ganador que, finalmente, nos llevó a ganar esa ansiada copa al final de la temporada. Haber podido formar parte de ello, es algo indescriptible".

Por otra parte, Pizarro descartó que vaya a buscar ser entrenador algún día. 

"No es un objetivo que persiga. Uno de los motivos por los que decidí poner punto y final a mi carrera fue la falta de tiempo. Quiero disfrutar más de mi familia y esta profesión no te lo permite. Por ello, estoy muy contento de que el Bayern me haya dado la oportunidad de comenzar esta primera etapa después de mi carrera como embajador. Estoy seguro de que el tiempo me irá abriendo alguna que otra puerta más, pero, de momento, estoy muy feliz de poder representar a un club que amo", acotó.

Comentarios