Anchante: "Lo mejor que le pudo pasar a Boys es que entre Johan Vásquez"

s

Por Walter Cuba Huapaya

El ex defensa peruano Victor Anchante nunca se corrió de los retos y fruto de ello paseó su fútbol por los tres campeonatos del medio local: Primera División, Segunda y Copa Perú. Desde España, el ex futbolista conversó con ovacion.pe sobre su formación en Sporting Cristal, su trayectoria profesional, su etapa como dirigente en Sport Boys, su pasión por la literatura y el panorama del Covid-19 en Santader.

¿Cómo está la situación en España?

Se vive un panorama más complicado que en Perú y por eso la cuarentena empezó antes. En cuanto a contagios, la diferencia sí es enorme. Yo vivo con mi esposa en Santander, que es una ciudad pequeña a comparación de Madrid o Barcelona, pero que ya cuenta con más de mil infectados. 

¿Corres con el riesgo de quedarte sin trabajo?

Cuando se decretó la cuarentena en España, mi esposa y yo seguíamos laborando. Después del cuarto día, suspendieron mi área, que es una compañía de telefonía. Ella, que se movía en hotelería, sí tuvo que trabajar más tiempo hasta que suspendieron sus actividades. Aquí han prohibido los despidos. Nosotros estamos en una medida que se le conoce como ERTE, que trata sobre una alianza entre el Gobierno y la empresa para solucionar el sueldo del trabajador. De esta manera, el Estado español apoyará con un 70 % en la mensualidad del empleado.

¿No piensas retornar a Perú?

No cierro ninguna puerta, pero hoy mi realidad está en España. Es un tema complicado, no sabemos qué sucederá en el sector salud y económico. Perú es mi casa y tengo la facilidad de poder regresar porque tengo estudios y eso hace que tenga un abanico de posibilidades.   

¿Cómo pasas tu 'arresto domiciliario'?

Lo que trato de hacer es leer. Ahora último, estoy con dos libros: En busca del tiempo perdido del francés Marcel Proust y Tristana del español Benito Pérez Galdós. Asimismo, con mi esposa estoy armando un rompecabezas de mil piezas, que tiene como figura la 'Muchacha de la ventana' del pintor Salvador Dalí. Y también trato de hacer deporte en un tiempo de 30 minutos a una hora.

No es muy común que un personaje deportivo sea amante de la lectura ...

Así es. Ahora tengo una lista de 25 libros y cada vez estoy avanzando. Visito concurremente la biblioteca de Santander. También he leído hace poco La Peste de Albert Camus.

Casualidades de la vida. El pasado 15 de marzo, en su columna periodística, Mario Vargas Llosa consideró a La Peste como la peor obra de Camus ...

Justamente, antes que lea La Peste, leí Tiempos Recios, que es la última novela de MVLL y me pareció muy buena. Aquí en España, Vargas Llosa es muy respetado y yo lo 'descubrí' a los 25 años. Para mí, Mario me parece un escritor muy interesante, pero tiene muchas cosas que no comparto. Los escritores que más admiro casualmente son MVLL y García Márquez.

Hablando de gustos literarios, ¿qué libros peruanos recomiendas al europeo?

Me gusta José María Arguedas, a quien considero un escritor complejo. En España, siempre hablo sobre Yawar Fiesta por el tema de la corrida de toros. Otras obras que me llaman la atención son Los ríos profundos y El Sexto. También recomendaría El Huerto de mi Amada de Bryce Echenique y Silvio en El Rosedal de Ribeyro. 

¿Conoces futbolistas que leen?

En mi época, he visto leer a los dos Cominges. Incluso, Paul tiene un libro mío sobre Fidel Castro. y también sé que Gianfranco Espinoza, Renzo Sheput y Roberto Silva son apegados a la lectura. 

¿Ahora en España, te encuentras alejado del fútbol?

Hasta que estuve en Perú, que fue en el 2017, estuve en la directiva del Sport Boys. Cuando vine a Europa, he intentado involucrarme pero es muy difícil. En la ciudad donde estoy solo hay un equipo en Segunda, que es el Racing de Santander, club que tuvo en sus filas a Damian Ísmodes. Luego, hay un equipo en tercera y los demás están en ligas inferiores. Cuando vine, sabía que no iba a ser fácil y tengo que ver la forma de cómo llegar. Sin embargo, estoy en un equipo de fútbol 7 que se llama El Duende, que se desarrolla de manera amateur, pero que tiene jugadores con pasado en la profesional.

¿Qué se habla del fútbol peruano?

Sobre la liga muy poco. Más que nada, se menciona a un equipo peruano solo cuando juega la Libertadores o Sudamericana. Sin embargo, todo lo contrario es con la selección porque sí reconocen a Alberto Rodríguez, Farfán, Guerrero y Advíncula.

Creciste en Callao, pero te formaste en Cristal y jugaste muchos años allí en el fútbol profesional. ¿Hincha de qué equipo eres? 

Todo chalaco siempre será del Sport Boys. De eso no tengo duda. Mi corazón es 'rosado', pero el agradecimiento que tengo con Cristal es enorme. En ese entonces, las divisiones menores estaban a cargo de la señora 'Catita' Bentín, quien nos daba de todo. Creo que en tema logístico, estuve en la mejor época de las canteras de Cristal. En un torneo juvenil, hicimos un récord que hasta ahora creo que nadie lo supera: hicimos como 150 goles y Gustavo Vasallo fue el goleador con 75 tantos. Por eso, soy hincha de ambos equipos. He coreado en distintas oportunidades con las dos barras.

Tu etapa en Boys la viviste como jugador y años después como dirigente ...

Jugué en el 2010 y el club tenía un ambiente de líos y anarquía. Llego a poco tiempo de que Karla Bozzo se convierta en administradora de la institución. El plantel estuvo dividido en tres grupos: el de Mario Gómez, 'Kukín' Flores y los neutrales. En el último estuvo Marengo, Carty, yo y otros chicos.  Me fue difícil jugar allí, eran situaciones en que competías con otras cosas.

¿Y cómo fue tu etapa como dirigente?

En el 2016, voy a la Safap para entrenar, pero no con el afán de buscar un club. En ese tiempo me llama 'Chalaca' Gonzales, quien me comentó que había un proyecto en Boys y que él estaba llegando al club como director deportivo. Entonces, me dijo que me quería como apoyo en la gestión deportiva. El técnico era Rivelino Carazas y el administrador, Hans Hamann. Ese año fue malo para Boys y había una guerra en Callao contra Hamann y considero que fue injusta. No teníamos apoyo de nadie. Luego aparece Johan Vásquez con un proyecto nuevo ante la Sunat e ingresa al Boys. Recuerdo que ni la página web era administrada por el club, pero felizmente todo cambió para bien. Ahora hay como 20 trabajadores en el club, antes eran 3. La deuda corriente ya está cerca de ser cancelada en su totalidad, algo que hace tres años era impensable. Lo mejor que le pudo pasar al club es que venga Vásquez, teniendo en cuenta sus aciertos y errores.

¿Cuál fue tu peor etapa como futbolista?

Los que viví en Real Garcilaso (hoy Cusco FC) en Copa Perú. Me lesioné jugando con ellos. Un compañero se me tira por atrás y me lesiono de la rodilla. Los directivos me pusieron la cruz. Me recuperé finalmente, pero ya me habían bajado el dedo. Como yo era profesional, tuve enfrentamientos contra el entrenador 'Petróleo' García y parte del grupo. Otro club donde pasé malos ratos fue en Cobresol, que tuvo una directiva que nunca me llegó a pagar.

¿El mejor jugador con el que jugaste?

El brasileño Palinha en Sporting Cristal y los futbolistas que más me costó marcar fueron el mexicano Jared Borgetti, Flavio Maestri y Roberto Holsen.

¿Qué te dio Sampaoli en Bolognesi de Tacna?

A todos nos enseñó a ser muchos más estratégicos. Nos hizo ser futbolistas más valiosos. El 'profe' prepara los partidos de tal modo, que te daba las herramientas posibles para que puedas contrarrestar al rival y finalmente ser superior.

¿Defensas que seguiste?

Paolo Maldini, toda la vida. En Perú, pude aprender de Santiago Salazar y Manuel Marengo. Tuve la oportunidad de jugar con los dos.

¿El futbolista más chacotero?

Hay varios, pero creo que puede ser Julinho. También me he divertido con Renzo Sheput y Chemo Ruiz. 

Teniendo conocimiento con lo que sucede en España, ¿qué recomiendas a los peruanos?

Aquí todo está funcionando bien porque la gente está haciendo caso. En Santander, por ejemplo, el tema no es muy dramático. Es difícil sí, pero el panorama no es como el de Madrid o Barcelona. En mi ciudad, dentro de todo, está controlado.  Las recomendaciones a mis compatriotas son obedecer a carta cabal las medidas que indica el Estado. Al coronavirus sí le podemos ganar, pero hay que hacer caso a las órdenes del presidente de la República, Martin Vizcarra.

Comentarios