Conoce la triste historia del exfutbolista nigeriano que llegó al Boys, pero luego se dedicó a robar

u

De película. El exfutbolista nigeriano Okolie Chukwuroo llegó al Perú en el 2010 con el único objetivo de triunfar en el balompié nacional, pero su sueño se convirtió en pesadilla tras sufrir una lesión en la rodilla -en un duelo amistoso ante la selección Sub-20- que lo alejó fuera de las canchas por el resto de su vida.

Por esa razón, el volante africano fue derrotado por la ansiedad y tuvo como opción a la delincuencia. Las consecuencias fueron dos arrestos policiales: Uno en Lima y el otro en Arequipa.

Sin embargo, el nigeriano Chukwuroo afirmó en el reportaje de Buenos Días Perú que no es un delincuente y que lo único que desea es ser deportado a su país natal, ya que en Perú la está pasando muy mal.

Cabe resaltar que en el fútbol peruano están jugando los africanos Herve Kambou (Costa de Marfil) en el Binacional FC, Sunday Afolabi (Nigeria) en San Martín y Tunde Enahoro (Nigeria) en Los Caimanes.

Vídeo: Buenos días Perú (Panamericana Televisión).

Comentarios