(VIDEO) Calcaterra: "Ojalá que le vaya bien a Salas con Alianza, pero no mejor que Cristal"

g

Por Walter Cuba Huapaya

El volante de Sporting Cristal, Horacio Calcaterra, conversó en exclusiva con ovacion.pe sobre el cariño que le tiene a Sporting Cristal, la convocatoria a la selección peruana, su pasado en Rosario Central, la 'U' y Unión Comercio. Asimismo, el popular 'Calavera' recordó los días que sufrió de dengue. 

Ahora sí, la actividad deportiva volverá en las próximas semanas ...

Sí, por ahora toca esperar los protocolos para que se dé todo tranquilo. Ya nos comunicarán y por ahora seguimos entrenando remotamente.

Estuviste en el momento más complicado de Rosario Central de los últimos años …

 

 

Así es, yo estuve en la época que se fue al descenso. En ese momento, los que éramos jóvenes no fuimos tomados en cuenta y nos abrieron las puertas para ir otros equipos. Cada uno buscó alternativas y por eso firmé por Unión Comercio.

¿Qué sabías del fútbol peruano? 

No seguía mucho, supe de Unión Comercio por vídeos y vi que las canchas de Copa Perú no eran tan lindas. Incluso, en una jugada de gol, la pelota iba a entrar al arco, pero se detuvo en la línea por el exceso de barro.

En aquel Unión Comercio jugó Miguel Trauco ... 

Así es. Ese equipo fue bueno y varios futbolistas jugaron en la primera división. Encontré un excelente grupo, aún mantengo el contacto con ellos y recordamos un montón de anécdotas. Entrenamos en canchas que no eran las mejores, pero igual uno debe ser profesional. En el año que estuve, pudimos clasificar a la Sudamericana.

Al año siguiente llegas a Universitario. ¿Con qué club te encontraste?

Fue un salto importante en mi carrera y por eso decidí firmar. La gente que trabajaba en el club se portó bien, había un montón de problemas económicos, que yo sabía que iba a ocurrir, pero estuvieron bien con los pagos, no había jugadores de renombre. Llegué junto a Miguel 'Chino' Ximénez y los referentes eran Galliquio, Rainer Torres, Llontop y Antonio Gonzales. A pesar de las deudas, en lo personal, fue bueno y me abrió las puertas para venir a Cristal.

¿Notaste diferencias entre Cristal y la 'U'? 

En Universitario estuve poco tiempo, a cambio en Cristal me siento como en casa. Tengo la mejor relación con los empleados del club, somos todos iguales. Uno se siente cómodo.

¿Por qué Cristal no tuvo un buen inicio en esta temporada?

Son seis partidos, sumando lo de la Libertadores. La mayoría de jugadores continuamos, pero hubo muchos cambios y eso te modifica las cosas. Vamos a salir adelante, tenemos buen plantel y cuerpo técnico. Iremos por los primeros lugares, la idea es pelear arriba e intentar entrar a Copa Libertadores. Nos gusta estar entre los mejores equipos, lo único que puedo prometer es que tanto mis compañeros como yo vamos a dejar todo para salir a ganar los partidos.

¿Por qué no nos va bien en los torneos internacionales? 

Con el profesor Claudio Vivas avanzamos en la Sudamericana y me parece que la Libertadores es mucho más difícil porque los clubes son superiores económicamente y debemos ser conscientes que el dinero del club no está para pelear en la Libertadores. Es la realidad. 

¿Qué tal viene siendo el trabajo del profesor Mosquera?

Muy bien, yo confío mucho en él y su cuerpo técnico. Tenemos que poner de nuestra parte y me parece que todos unidos podemos hacer un buen campeonato.

Dijo que le preocupó el estado físico ... 

En lo personal me encontré bien, seguro habrá visto que no estábamos tan finos y por eso decidió ponernos a punto físicamente.

¿Te preocupa tener a Mario Salas como rival?

No, para nada. Siempre le deseo lo mejor al profesor y ojalá que le vaya bien, pero no mejor que nosotros (risas)       

¿De los 8 años en Cristal, con qué plantel te quedas? 

Los campeonatos del 2014 y 2018 fueron muy buenos, pero creo que con Mario Salas fuimos muy superiores en las dos finales y eso le saca ventaja al del 2014.

¿Irías a Alianza o la 'U'?

Lo descartaría. El día que Cristal no me quiera más tendría que ver otras opciones, pero es muy difícil. Me gustaría quedarme en el club por mis hijos, pero lo de Alianza y Universitario ya no.

¿Qué tal la experiencia de jugar por la selección peruana?

Fue un orgullo tremendo, lo disfruté un montón, son experiencias que uno no olvida, ojalá que me toque de vuelta. Me sentí raro entrenando con otra ropa que no sea de Cristal (risas), pero muy contento. Fueron partidos difíciles, no pudimos tocar mucho la pelota y por ahí aprovechamos los contragolpes. Me quedo con el partido contra Alemania, porque ante Holanda entré cuando estábamos perdiendo y no toqué mucho. Tuve una asistencia que Farfán casi convierte un gol.

Así como elogios también tuviste críticas. ¿Sentiste xenofobia?

Uno sabe que critican a todos los jugadores, pero obvio que molesta cuando te llegan los malos comentarios. Sé que es parte del fútbol y eso sucede hasta en Cristal, por eso tengo que seguir trabajando para dar vuelta a la situación. Las críticas afectan y duelen, pero también hay gente que da buena energía y con eso me quedo.

¿Sentiste presión por jugar con la '14' de Claudio Pizarro?

Él hizo su carrera, a mí me tocó ese número. Me dijeron que era una de las opciones y me iban a dar el 13, pero me quedé con la 14. No me fijo mucho en eso, no me di cuenta si era de Pizarro y lo que él hizo nadie lo borrará, así me ponga su número o no.

Eres de lo que apoya mucho en la marca.  ¿Qué se te vino después de la jugada que te hizo Beltrán, quien dijo que te hizo la de Ronaldinho?

Obviamente que la jugada da bronca, pero más me molestó que se pierda sobre la hora. Siempre voy fuerte y no todas voy a quitar. Lo único que quise era recuperar y si me pasé de largo ya está. Me quedé tranquilo porque di de todo y además yo tengo buena relación con Beltrán.

Muchos hablan del coronavirus, pero el Perú también se ha visto afectado por el dengue, que por cierto tú lo tuviste. ¿Cómo fueron esos días?

Me agarró a fin de temporada con Unión Comercio, cuando solo quedaban dos fechas (ante 'U' y Boys). Estábamos haciendo trabajo físico y le comenté al comando técnico que me sentía mal y me dijeron que descanse. Me dieron analgésicos para el cuerpo y al otro día quise volver a entrenar y de nuevo me dan los dolores. Fui al hospital y el profesor Uribe me preguntó si quería viajar a Lima, pero no podía. Esa noche me quedé internado con mi mujer y mi hija. Habré estado 20 días con los dolores, primero fue la fiebre y después no podía ni entrenar.

Comentarios