Hülkenberg y un insólito inconveniente en la F1

a

Tras el positivo de Sergio Pérez, Racing Point apeló a Nico Hülkenberg para reemplazarlo, sin embargo el piloto vivió una situación muy particular durante la clasificación del Gran Premio de Gran Bretaña.

El piloto de 32 años fue el elegido, voló a las apuradas hacia Gran Bretaña y vivió una situación insólita en sus primeros kilómetros a bordo de los Mercedes Rosa.

Para salir a la pista, Hülkenberg debió pedirle prestada la indumentaria a Lance Stroll (el otro piloto de la escudería e hijo del propietario), algo que no fue un problema por la similitud en sus alturas. Sin embargo, el inesperado conflicto llegó sobre la pista y la cuenta oficial de la Fórmula 1 se encargó de compartir el momento.

“Amigo, ¿creés que podría tomarme un rápido descanso? El lado derecho de mi nalga se está durmiendo. Siento mucha presión ahí abajo”, preguntó a los boxes vía radio el hombre que hasta el 2019 estuvo al mando de un monoplaza de Renault. Instantes después, fue llamado por el equipo y pudo abandonar la molesta butaca.

“Las últimas 24 horas fueron increíbles. El jueves a la tarde me llamaron, tomé un avión hasta acá y me hice el asiento hasta las 2 de la mañana. A las 8 ya estaba en el simulador donde más o menos durante una hora me preparé. Fue una noche corta, pero mereció la pena y es un placer estar de vuelta”, relató sobre la aventura que vivió.

Comentarios