Árbitro que cometió acto racista dio su descargo

s

El juez rumano Sebastian Coltescu, quien estuvo involucrado en el escándalo racista que terminó con el partido entre el PSG y el Basaksehir suspendido, dio su versión de los hechos a su familia tras lo sucedido.

Coltescu trató de sincerarse con los suyos y explicar cómo se sentía: "Solo trato de ser bueno. No voy a leer ningún sitio de prensa estos días. ¡Cualquiera que me conozca sabe que no soy racista! Al menos, eso espero", confesó.

Por su parte, Ovidiu Hategan, árbitro principal de la contienda, prefirió guardar silencio, luego de que el medio francés europe1.fr tratara de contactarlo.

"No podemos hacer ninguna declaración, primero debemos hablar con la UEFA. Normalmente, te respondería, pero esta noche no puedo. Evidentemente, estamos desolados, pero respeten nuestro silencio y entiendan la situación", explicó.

El hecho trascendió a nivel político también, por lo que el ministro de Deportes rumano también se pronunció". Ionut Stroe, ministro de Deportes rumano, ha pedido "disculpas en nombre del deporte rumano" en referencia a la expresión racista supuestamente utilizada por el cuarto árbitro contra el exinternacional camerunés Pierre Achille Webo, miembro del cuerpo técnico del Basaksehir Estambul. 

"Pido disculpas en nombre del deporte rumano por este incidente desafortunado. Condenamos con firmeza cualquier tipo de expresión o declaración que pueda ser considerada racista o discriminatoria", acotó.

Comentarios