Hugo Sánchez considera a Juan José Muñante como uno de sus maestros

Pumas

La partida del exfutbolista peruano Juan José Muñante ha hecho que diferentes personalidades del fútbol peruano y mexicano donde destacó se pronuncien para mostrar su admiración y respeto por el exjugador de Pumas de México.

Hugo Sánchez, reconocida figura del fútbol mexicano, en entrevista con ESPN Digital, contó varios pasajes de sus vivencias con Juan José Muñante, a quien considera como su maestro en las canchas de fútbol.

"Va a quedar el recuerdo de ser un maestro, uno de los tantos maestros que tuve como compañero, que tenían la sencillez, la humildad y la buena onda de orientarme y decirme cuando tenía dudas en cuanto a situaciones que se van presentando, me orientaba, me daba asesoramiento y sugerencias en cuanto a cosas que tenía duda, entonces lo voy a recordar como un compañero que también fue mi maestro. Le voy a agradecer por tanta alegría que dio en el vestidor y en todos los viajes que hacíamos con Pumas”, declaró en entrevista para ESPN Digital.

“Le aprendí muchas cosas, el saber hacer el regate o hacer la finta al rival, en el espacio suficiente como para no darle oportunidad al rival que contacte contigo, él era de los jugadores que cuando tenía la pelota no daba oportunidad de que el defensa se le acercara y cuando se acercaba pues lanzaba el balón hacia adelante y por velocidad esquivaba las patadas y las faltas que intentaban darle los rivales. Él no fue como Cabinho, no fue como yo, que a veces se recibía el balón de espaldas y cubría el balón con el cuerpo”.

Sánchez asegura que la 'Cobra', como se le conocía al peruano, además de ser una de las personas que lo apoyó cuando lo ascendieron al primer equipo a los 18 años de edad, fue uno jugador imparable al momento de correr.

“Una verticalidad que siempre que agarraba la pelota, siempre había una jugada de peligro, eso me gustó muchísimo de él siempre. Hay pocos jugadores que son tan verticales, otro de ellos que también recuerdo con esa verticalidad fue Cuauhtémoc Blanco, cuando lo conocí al inicio en el América y jugando por banda derecha, me hizo recordar a Muñante”.

El Pentapichichi recuerda la forma en la que atacaba aquel Pumas campeón en la temporada 1976-1977 con el tridente que componía con Muñante y Cabinho.

“Conociendo tanto a Muñante como a Cabinho, cuando jugábamos los tres, yo iniciaba regularmente por lado izquierdo y después lo que hacía es que me iba hacia el centro para darle la oportunidad para que Leonardo Cuellar entrara por esa banda izquierda, pero más bien mi fuerte era ir al espacio que dejaba Cabinho, o sea si Muñante agarraba la pelota y empezaba a correr, Cabinho se movía a primer palo y yo iba al segundo, si Cabinho se metía al segundo palo, yo iba al primero, entonces Muñante sabía perfectamente que mandar el balón al segundo o primer palo siempre iba a estar Cabinho o yo. Era impresionante, éramos un equipo tremendo en la delantera cuando estuvimos juntos”, recordó.

“Juan José era espectacular, su manera de jugar, a parte la elegancia con la que lo hacía. Siempre que tenía el balón iba a haber algo de chispa, de agresividad hacia el equipo rival. Siempre andaba con su juego eléctrico y su juego eléctrico hacía que tuviese reacciones explosivas y esas reacciones explosivas pues dejaba a los defensas atrás en cuanto a la velocidad que tenía en sus piernas. Hacía regularmente driblings por la banda, pocas ocasiones lo hacía hacia adentro, regularmente lo acostumbraba hacer hacia afuera y hacia adelante, por más que lo conocían los defensas no podían, tenían que ir dos y hasta tres defensas”.

Sánchez lamenta que Pumas no le brindara un homenaje en vida a Muñante, con el que tenía contacto telefónico y a quien vio por última vez hace ocho años en un hotel de Estados Unidos, en el que durante una comida recordaron su complicidad en el terreno de juego.


“Como persona era muy alegre, era de los jugadores que daban alegría a todo el vestidor, le gustaba mucho la música, le gustaba mucho bailar y siempre jugadores de ese nivel, de esa categoría, de esa clase serán recordados toda la vida. Hay que hacer homenajes en vida, ahora es demasiado tarde. Sí va a quedar en el recuerdo para siempre a todos los que nos gusta el futbol. Solamente desearle a la familia la consternación natural que sucede en esos casos y que aprendan a vivir con esa pena, pero agradecerle a su familia el apoyo que le dieron a él estando en vida y estando en los momentos difíciles que vivió hasta los últimos días”.

Por último, el 'Niño de Oro' recordó que la 'Cobra' era pieza fundamental en las reuniones que organizaba en su casa, pues sabía que con su presencia la diversión estaba asegurada por su gusto por el baile y la música.

“Cuando hacía fiestas en mi casa por mi cumpleaños pues resulta que invitaba a todos los jugadores, bueno a la mayoría, prácticamente a todos. Mi madre prepara la comida y las bebidas y obviamente en ese entonces no había alcohol, pero mis compañeros de Pumas se ingeniaban para llevar ahí medio a escondidas alguna cerveza y lo gracioso es que lo hacían tan bien que no se notaba y aparte lo que hacían tanto él, como Cabinho y el mismo (Geraldo) Candido, les gustaba bailar mucho, pero sobre todo a Juan José, era el más bailarín de todo el equipo y era la alegría en cuanto al campo de futbol y era la alegría en las reuniones que teníamos o en las fiesta que hacía en mi casa. Al primero que invitaba era a él porque sabía que la diversión y el espectáculo, en cuanto a baile se refiere, estaba garantizado”.

Comentarios