Sin acceso a las duchas y con estrictos controles: El regreso de la NBA a los entrenamientos

df

El día de ayer, Cleveland Cavaliers y Portland Trail Blazers abrieron sus centros de entrenamiento para sus jugadores. Los basquetbolistas trabajaron bajo estrictas medidas de seguridad y, entre otras cosas, no pudieron ducharse luego de practicar.

Tras casi dos meses de pausa, las estrellas de la NBA están de vuelta en los campos de entrenamientos. Pero el retorno se dio bajo medidas atípicas en el deporte a causa del brote del nuevo coronavirus. Así lo relató Kevin Love de los Cavaliers en ESPN.

"Cuando llegué a una puerta lateral designada, me hicieron algunas preguntas sobre cómo me sentía, si alguien había estado enfermo en mi casa y sobre si habíamos seguido las pautas establecidas por la NBA y por cada Estado", declaró.

Si un jugador mostraba fiebre (más de 37,2 según los protocolos de la NBA) no podía entrar al campo de entrenamiento. Además, se ordenó que, como máximo, pueden estar cuatro compañeros trabajando en un mismo espacio, quienes deben mantener una distancia de 3.5 metros entre ellos. Mientras que los entrenadores trabajaron con guantes y mascarillas. 

Por último, y quizá lo más curioso, fue que los jugadores no pudieron ducharse luego de los ejercicios. "Me cambié de ropa y salí de allí y me duché en casa. Lo cual no es un buen augurio para un tipo como yo que suda mucho", dijo Love.

Todavía no hay una decisión con relación al regreso de la actividad de la NBA; pero poco a poco los equipos ya empiezan a entrenar en sus propios centros de trabajo.

Comentarios