Carrillo: "El fútbol peruano está preparado para el uso del VAR"

aaa

Por Walter Cuba Huapaya

La pandemia del coronavirus tiene en tensión al planeta entero. El fútbol peruano es víctima de ello y por eso se encuentra en 'stand by'. Hoy el receso lo viven grandes y chicos y el árbitro Víctor Hugo Carrillo no es la excepción. El juez nacional se confesó ante ovacion.pe y aseguró que nuestro balompié se encuentra apto para trabajar con el VAR.

- ¿Cómo van sus días en tiempos de cuarentena?

Estoy acatando lo que mandan las autoridades. Lo que estoy haciendo con un grupo de colegas es analizar algunas jugadas. De esa manera uno brinda sus opiniones. En las noches, sigo el plan de entrenamiento de Conar y Conmebol. Luego, trato de entretenerme con juegos de mesa con mis dos hijos y esposa. 

- En casa, los entrenamientos cuestan un poco más ...

Más que nada por el poco desplazamiento. Entrenar en un campo de fútbol te da muchas alternativas, a cambio en el hogar no. El piso no es cómodo y hay que tratar de adaptarse. En el condominio donde vivo hay un parque que me permitiría trabajar bien, pero uno debe acatar las medidas del Estado así sean extremas y por eso me quedo en casa.

- ¿Considera viable que el fútbol regrese apenas se culmine el aislamiento obligatorio?

No. Todas las actividades se irán reactivando de a poco. Hay que estar a la expectativa de eso. Estamos tratando de hacer algunos entrenamientos básicos. Creo que después de la 'para', debemos hacer una mini pretemporada. La Conmebol tiene en mente retomar la Libertadores y Sudamericana en mayo.

- ¿Cuál es la autocrítica de su rendimiento previo a la 'cuarentena'?

Siempre uno trata de mejorar. Todas las tardes, con los colegas, intentamos corregir ciertas decisiones. El fútbol tiene muchas situaciones polémicas.

- ¿Es un mito el tema de los nervios previo un partido?

El que no se pone ansioso antes de un encuentro no es árbitro. Yo lo veo normal porque uno no sabe lo que va a suceder. Por eso, con el respeto de todas las profesiones, el arbitraje es muy diferente a las demás. El juez principal lidia con más de 22 personas y no sabes cómo están entrando al terreno de juego. El estado de ánimo se traslada al campo. 

- ¿Y maneja alguna cábala?

Antes de un partido, me motivo escuchando las canciones del Gran Combo, Gilberto Santa Rosa, Óscar D' León, Eddie Santiago, Wille González y Tony Vega. Eso lo he hecho hasta en partidos internacionales junto a Jonny Bossio, Miguel Santiváñez y Coty Carrera. Me gusta la salsa gracias a mis años en Barrios Altos.

- ¿Existe la misma presión de arbitrar en el fútbol peruano que en el medio internacional?

No. En nuestro país todos nos conocemos y eso hace que la situación se ponga más difícil cuando designan a un árbitro para un partido especial. A cambio en el extranjero no repetimos mucho y eso hace que trabajemos con menos presión previo al duelo. 

- ¿Cómo está visto el árbitro peruano en el ámbito internacional?

Vamos por buen camino. De alguna manera, hay algunos altibajos, pero eso es normal en la profesión. Ahora hay nuevos valores que están con muchas ganas y que saben aprovechar las oportunidades. Claros ejemplos son Kevin Ortega y Joel Alarcón. Hay buenas piezas de recambio.

- ¿El fútbol peruano está para apoyarse del VAR?

Creo que sí estamos preparados. Cualquier Federación, que ya tiene años en el fútbol está lista para asumir el reto del VAR, porque es una herramienta fundamental. Hay situaciones que el ojo humano no la puede ver. 

- ¿Por qué no fue preseleccionado al Mundial Qatar 2022?

Dos años previos al certamen, FIFA hace un grupo selectivo, en el cual está Kevin Ortega y Elizabeth Tintaya. En caso de Perú, los requisitos son la edad y el rendimiento. No puedo estar en la lista porque ya tengo 45 años de edad. Estoy cerca más del retiro.

- ¿Para cuándo piensa en 'colgar las tarjetas'?

Es un tema que debo conversar con la Conar y la FPF. No depende solo de mí. Luego del retiro, la idea es ejercer mi carrera de Gestión y Administración Deportiva. Otro de los planes es trabajar con las capacitaciones.

- ¿Si volviera a nacer, sería nuevamente árbitro?

Definitivamente sí. El arbitraje me dio todo y eso que empecé por insistencia de mi padre porque yo no quería. Casi dejo la profesión por ser ingeniero de sistemas.

- ¿El partido más complicado que haya arbitrado?

Me va a faltar dedos para contarlos. Tengo varios en mente. En esta carrera hay mucha controversias. La única tribuna que tenemos, a diferencia de los futbolistas, técnicos y dirigentes, es nuestra familia. Soy poco de hacer caso a los malos comentarios, pero siempre hago la autocrítica. Por la adrenalina, luego de un partido polémico, no puedo dormir. Todo te queda en la mente. 

- ¿Cuáles son sus referentes en el arbitraje?

Mi padre Hugo es el primero. En el ámbito nacional, siempre me gustó el trabajo del doctor Alberto Tejada, y en el medio internacional, seguí mucho al italiano Pierluigi Colina. Los tres son íconos en mi carrera.

- ¿Se puede ser amigo del futbolista, técnico o dirigente?

No, porque el significado de amistad es muy grande y yo tengo poquísimos. Yo busco no ser enemigo de toda persona ligada al fútbol. 

- ¿Es más difícil arbitrar en Copa Perú que en el Maracaná?

Por supuesto (risas). Dirigir en Copa es muy complicado y gracias a Dios lo hice con mi padre. Arbitrar en el 'fútbol macho' es parte del proceso para llegar a FIFA. Además, te sirve para formar el carácter. Una vez, en la Liga Distrital de Rimac, tuve que correr a los vestuarios porque la gente bajó al campo a agredir a los jugadores y a nosotros, los árbitros. Fue en el Estadio Alejandro Villanueva de Rímac.

- ¿En Perú se puede vivir del arbitraje?

Cuando eres árbitro FIFA sí, pero si solo trabajas en el medio local (Liga 1, Liga 2 o Copa Perú) no puedes depender de la profesión. En los partidos internacionales ganas tres veces más de lo que puedes ganar arbitrando en Perú. No somos valorados laboralmente. Es la realidad y es una pena. No tenemos una mensualidad que nos puedan descontar CTS o seguro social. Eso tampoco pasa en el extranjero.

Comentarios