La Copa América de 1975 y la ADFP

s

Por Carlos Enciso (*)

Hoy cuando se recuerda la anterior conquista de la Copa América por el fútbol peruano realizada en 1975, es preciso puntualizar dos detalles históricos muy importantes.

Primero. Desde aquel torneo organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) comenzó a denominarse Copa América. El anterior periodo de Campeonato Sudamericano de Selecciones finalizó con el torneo disputado en Uruguay en 1967. Perú no participó.

Segundo. Por vez única e histórica, toda la campaña de la Selección Peruana en aquella ya llamada  primera Copa América realizada el año 1975, fue manejada íntegramente por la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional. El gobierno militar vigente, que en 1974 había anunciado su plan de desaparecer el fútbol profesional, produciéndose entonces el éxodo de las principales figuras de nuestro fútbol, generó la decisión de la ADFP de asumir el desafío de participar en la Copa América conduciendo totalmente el 'Operativo Copa América 1975'.

Elegido Marcos Calderón como técnico, la campaña constó de nueve partidos desde el 17 de junio en Santiago hasta el inolvidable 28 de octubre en Caracas donde ganaron la Copa América. Es de justicia recordar los nombres de los dirigentes de la ADFP que llevaron adelante exitosamente el operativo: Augusto Moral (Sporting Cristal) presidente de la ADFP al frente con su Junta Directiva : Dr. Rafael Eguren Ordosgoitía (CNI), Alfonso Souza Ferreira Basagoitía (Alianza Lima), Dr. Fausto Dodero (Unión Huaral), Dr. Magno Romero (Unión Tumán), Dr. Mario Sifuentes Olaechea (Juan Aurich) y como Coordinador General Lucho Souza Ferreira (Alianza Lima).

Desarrollando una logística impresionante, destacando la repatriación de los jugadores para cada partido desde México, Argentina, Portugal y España, pagándose sus pasajes y en época en que no existía autorización de la FIFA para permisos de los jugadores, tanto que Teófilo Cubillas como Hugo  Sotil, por ejemplo, viajaron a Caracas para la final sin contar con permiso de sus clubes Porto y Barcelona. Es de justicia también recordar a José Epelboim dirigente argentino de Independiente, amigo de Augusto Moral por su importante apoyo general.

(*) Jefe de Prensa de la ADFP

Comentarios